El legislador Juan Sheput Moore, presidente de la Comisión Especial Conmemorativa del Bicentenario de la Independencia del Perú, explicó la necesidad de salir del desarraigo y crisis en la que estamos sumidos por la falta de conocimiento e identificación con nuestra propia historia.


Propuso un amplio debate sobre el proceso de la Independencia del Perú que no ha culminado. Para ello es importante tomar medidas como cohesionar el sistema archivístico del país, para lo que ya se ha aprobado un presupuesto de 5 millones de soles que permitirá elaborar el expediente técnico para obras de un Archivo General de la Nación.


Sus declaraciones las dio durante la mesa de trabajo que sostuvo con estudiantes del Programa de Historia de la Pontificia Universidad Católica del Perú, con quienes evaluó las expectativas de los futuros historiadores en el contexto de la celebración del Bicentenario de la Independencia.


Valeria Torres, representante de la Asamblea de Estudiantes de Historia de la Universidad Católica, sostuvo que es necesario visibilizar el contexto del 28 de Julio, para entender los movimientos y revoluciones que se dieron alrededor de este proceso. Repensar, también, la contribución de las regiones en el proceso de la independencia, revalorar estos pasajes y difundirlos entre la población.


Sheput recordó que las celebraciones del Centenario se hicieron sobre la base de la obra física con obras monumentales como la Plaza San Martín, Parque de la Reserva, Hotel Bolívar y otros.


Para el Sesquicentenario se proyectó el trabajo historiográfico propuesto por el presidente Velasco Alvarado (que el Congreso lo presenta hoy digitalizado). El Bicentenario se debe tomar como oportunidad para plantearse qué hemos hecho los peruanos por nuestro país y generar un cambio de actitud hacia el futuro, dijo.


El tema de desafección con la historia es grave, se debe volver a enseñar Historia del Perú en los colegios porque uno no ama lo que no conoce. También lograr temas básicos, como publicar las investigaciones historiográficas, impulsar y generar la investigación con historiadores regionales y conocer así nuestro proceso histórico que no se da como hechos aislados en cada región, sino entenderlos y explicarlos como parte de un mismo proceso social.


Los jóvenes estudiantes se mostraron interesados en la generación de becas especializadas en los temas de historia, en el rediseño de la propuesta universitaria que haga la carrera más atractiva a las futuras generaciones, como unificarla en ‘Historia y Gestión Cultural’, e imitar experiencia de países como México, Argentina y Chile que ya celebraron su bicentenario con propuestas novedosas que deben servir de referencia.


Asimismo, propusieron que la celebración del Bicentenario debe incluir a sectores hasta ahora no visibilizados, como son los pueblos indígenas, afroperuanos, mujeres (como las montoneras) cuyos aportes no has sido recogido aún por la historia oficial.


El congresista comentó que se debe contemplar la participación de los grupos migrantes como chinos, ingleses, italianos y croatas, entre otros, y sugirió a los jóvenes historiadores a convertirse en ‘influencers’ de redes sociales, al tiempo de destacó la gran importancia que tienen los historiadores en la vida política de un país.


Sheput anunció que la Comisión del Bicentenario continuará con la realización de mesas de trabajo que incluirá a estudiantes de las diferentes universidades del país, grupos académicos y especialistas en el tema que deseen aportar. También invitó a la lectura de la revista digital Rumbo al Bicentenario, editado por la comisión. (EPA)