A fin de desarticular presuntas bandas criminales dedicadas a la extorsión de empresarios

El Instituto Nacional Penitenciario (INPE), la Policía Nacional del Perú (PNP) y el Ministerio Público (MP) realizaron un megaoperativo en cuatro penales del país con el propósito de desarticular presuntas bandas criminales dedicadas a la extorsión de empresarios.

Los penales intervenidos, gracias a las buenas coordinaciones entre las instituciones, fueron los de Chimbote en Áncash, Huacho y Ancón I (ex Piedras Gordas) en Lima, y Cochamarca (Cerro de Pasco).

El Inpe facilitó las acciones del equipo que inició sus labores a las 03:00 horas y culminó seis horas después.

Participaron un total de 38 agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) del Inpe quienes ingresaron de sorpresa a las celdas y procedieron a inspeccionar los paquetes de los sospechosos.

Según el Inpe, las tres instituciones decidieron intervenir en los centros penitenciarios debido a informaciones de inteligencia que daban cuenta que internos de estos penales estarían utilizando equipos de telefonía móvil para extorsionar a empresarios.

Se intervinieron a 4 reclusos, uno en Chimbote y tres en el penal de Cochamarca que serán investigados por tenencia de objetos prohibidos en sus respectivas celdas.

El personal de la División de Secuestros de la PNP y el Ministerio Publico elaboraron las actas de lo hallado por el personal del GOES – Inpe, con el objetivo de armar los atestados correspondientes e iniciar las investigaciones.

Cabe resaltar que tanto el Inpe, la PNP y Ministerio Público actuaron en simultáneo en los penales antes mencionados. De esta manera, se ha dado un golpe contra el crimen organizado, a fin de erradicar el mal proceder de estas bandas delincuenciales.