El ministro del Interior, Carlos Morán, dijo que 30 años atrás se unificó la Policía Nacional, se integraron las capacidades, pero el gran error de los gobiernos de turno fue que se perdió la especialización, que fue la diferencia que cumplían estas tres policías: la PN, la Policía de Investigación y la Guardia Republicana.

Esta vez, se va a fortalecer la especialización en investigación criminal y orden y seguridad. Las demás serán subespecialidades: inteligencia, criminalística, etc, informó. Su posición la fijó el ministro en la sesión de la Comisión de Defensa Nacional, a donde fue invitado el lunes 26 para explicar sobre los lineamientos y acciones a desarrollar en materia de seguridad ciudadana y orden interno.

                Morán dijo que en estos años han cambiado muchas cosas. “Necesitamos una PNP del siglo 21 y no nos podemos quedar en el pasado. Asistí la vez pasada a una reunión de la Defensoría  y era con unos niños sordomudos. Hay 800 mil a nivel nacional, pero  la PNP no lo puede atender porque no está capacitada en lenguaje de señas", señaló como ejemplo.

            Sobre el tema de la inseguridad ciudadana, empezó refiriéndose al poco presupuesto que recibe su sector, pero con un  bajo nivel de ejecución. Recibió el ministerio con una ejecución del 22%, a la fecha están en un 36%, pero aspira, dijo,  llegar a 56,5% y para ello hay una “estrategia para destrabar la inversión”, anunció el ministro.

            El titular del Interior dijo en la comisión de Defensa,  que se cuenta con un equipo especializado para hacer compras. En las comisarías son 130 mil policías para unidades operativas, especializadas, sanidad e inteligencia.

            “Siempre he escuchado decir que ante la falta de policías 'saquen a los policías administrativos' pero no se dan cuenta que es un personal que casi está al término de su carrera".

            Para el ministro, una línea de acción en la cual se van a encaminar es fortalecer las estrategias de seguridad ciudadana, donde participen la PNP y otros ministerios. La estrategia ‘Barrio Seguro’ es netamente policial, donde se promueve a  los sectores comprometidos, como se llamaba el ‘Plan Cuadrante’, explicó. “Esto funciona en Chile y Colombia en menor nivel, porque sabemos que con la participación vecinal y del Estado podemos reducir los índices de seguridad ciudadana".

            En el tema de serenazgo, dijo que es un aliado estratégico y hay que considerarlo para el tema del patrullaje preventivo.  En el tema de violencia contra la mujer, informó que habrá en las comisarías un espacio especial para ser atendidas. “Así podemos disminuir los indicadores de criminalización y victimización y aumentar el nivel de confianza", aseveró.

            Luego explicó el mapa delictivo del país, que recae principalmente en Lima y La Libertad (un 84%), luego Piura, Ica y Áncash. Se va a aumentar la presencia policial en esas jurisdicciones, dijo el ministro, para señalar luego, que el hurto agravado era el delito que encabeza esta tipología.