En sesión de trabajo promovido por el Gobierno Regional de Pasco donde a falta de una invitación formal participó insistentemente la primera autoridad provincial de Pasco, Martín Solís Adrianzen, se conoció realmente la situación en la diligencia realizada hace pocos días atrás en conjunto con la Fiscalía de Prevención del Delito, Ministerio de Vivienda, EMAPA-Pasco y el Magno Concejo provincial.

“En esta oportunidad el Gobernador regional fue sincero con nosotros, afirmando que, dentro del Proyecto Integral de Agua para Pasco, SE ESTÁ HACIENDO CAMBIOS, hecho por el que nos sorprendió ante la falta de permisos que según la norma regula” dijo Martín Solís Adrianzen.

De su parte también, el burgomaestre esclareció que NUNCA HUBO UNA INTENCIÓN DE OBSTACULIZAR EL PROYECTO, más al contrario se actuó en materia de SALVAGUARDA DEL PROYECTO QUE NOS PERTENECE A TODA LA CIUDADANÍA.

De la misma forma, señaló que cierta medida tomada por parte del GOREPA fue en volver a una situación inestable tras recibir tuberías y equipos por parte de la empresa Minera, objeto que dejaría un saldo de mantenimiento de poco más de un millón de dólares, decisión que la Honorable Municipalidad Provincial de Pasco rechazó en un inicio, por no ser nada conveniente.

Finalmente, instó a los técnicos del gobierno regional a someterse a las normas municipales para licenciar cualquier construcción o actividad en espacio público “porque también la población merece respeto” concluyó.