Congresistas piden a ministro Daniel Alfaro y denuncian que existen “brechas” en el Presupuesto para el Sector Educación.

La Comisión de Presupuesto y Cuenta General de la República contó con la presencia del Ministro de Educación, Daniel Alfaro para sustentar el proyecto de presupuesto de los sectores a su cargo para el año fiscal 2019, reunión en la que los congresistas pidieron al ministro cumplir con el aumento a los maestros  y el nombramiento de los auxiliares de Educación.

El ministro señaló que para llegar al piso salarial de una Unidad Impositiva Tributaria(UIT) se necesita una inversión adicional que se generaría con presupuesto de todas las carteras y manifestó que el presupuesto en general ha crecido ya que será de S/ 30 mil 628 millones frente a los S/ 27 mil 567 millones que obtuvo en el 2018, un incremento de 11,1%. Así, para el próximo año la asignación en Educación representa el 18,2% del total del presupuesto y prioriza a los niveles de educación inicial, primaria y secundaria con un total de S/ 17.724 millones solo para este rubro.

La primera vicepresidenta del Congreso, Leyla Chihuán indicó que entre las principales brechas del IPD son las subvenciones a las federaciones, frente a un solo evento deportivo de fútbol que se realizará  así como la falta de presupuesto a programas que sí son requerimientos del IPD, como multideportivos. “Tenemos que enfocarnos en el SISDEN (Sistema Deportivo Nacional)”, exhortó la legisladora.

En otro momento, Edgar Ochoa (NP) recordó al ministro que el piso salarial del magisterio es un reclamo del 100% de los docentes y que miente al indicar que no solo una pequeña fracción la que lo exige. “El salario mínimos de un docente debe ser de tres mil quinientos soles, y no queremos escuchar sobre cuántos ministerios necesita cerrar para lograrlo”, aseveró el congresista. Así también el legislador lamentó que en la exposición del ministro no aparezcan los auxiliares en educación ni interés por su nombramiento.

Luego, Mártires Lizana (FP), señaló la problemática de hacer expedientes técnicos a pesar de la dificultades de gobiernos locales que demoran mucho tiempo en aprobarlos y Justiniano Apaza (FA) dijo que hay hipocresía política en el sector ya que consideró discriminativo la gran deuda social del sector; por otra parte le preocupó la baja ejecución del programa de educación básica para todos.

Finalmente Carlos Tubino (FP) manifestó, como representante de la Amazonía, que los déficits de infraestructura son tremendos, así como la falta de comunicación y preguntó si el traslado vía aérea de pruebas a estudiantes está financiado. “Los índices son deplorables en comprensión lectora, son los más bajos del país por lo que la educación en la zona debe ser declarada en estado de emergencia”, afirmó el parlamentario. (MCGH)