La comunidad educativa conoció abusos sexuales desde 1999, revelan ante  Comisión Investigadora.

Durante la sesión de la Comisión Investigadora de Abusos Sexuales contra  Menores de Edad en Organizaciones, que preside el legislador Alberto de  Belaunde de Cárdenas (NO –A), se evidenció que la falta de límites y  confusión de roles en el Colegio Héctor de Cárdenas brindó el escenario perfecto para que se susciten hechos de abuso.

Durante la sesión del martes dos, se contó con los testimonios del  profesor y director Juan Bosco Monrroy; Tirso Causillas, ex alumno y y luego profesor de teatro; Inés Kudo Tovar, ex alumna del colegio Héctor de Cárdenas quienes interrelacionaron con Juan Borea Odría, señalado por algunos ex alumnos como la persona que les infringió tocamientos indebidos durante su paso por el mencionado colegio.

Juan Bosco Monrroy, dijo no haber tenido conocimiento de los hechos hasta que las denuncias se hicieron públicas, pero que luego de repensar las cosas ha concluido que todas las condiciones estaban dadas para materializar el abuso. Personalmente sí fue testigo de abuso psicológico  frecuente, agresiones verbales que se volvieron normales, sin embargo seguidas de disculpas y poses paternalistas por parte del director Juan Borea.

También narro el delgado hilo que existía entre ser director, o ‘padre’ de los alumnos, o que el colegio fuera a la vez domicilio y centro de estudios.

Tirso Causillas, por su parte narró una serie de episodios similares que describen a un Juan Borea maestro y caudillo que infundía valores democráticos en sus alumnos a los que protegía, ayudaba incluso económicamente, o llevaba de viajes educativos y hasta brindaba un techo donde vivir a los que lo necesitaban, frente a la misma persona que era capaz de agredir verbalmente a los alumnos y alumnas incluso con términos poco educativos.

Ines Kudo por su parte sostuvo que en el año 1999 se conocieron algunos hechos y la comunidad del colegio decidió confrontar a Juan Borea y pedirle que se aleje de los alumnos. Por su parte el implicado se alejó del colegio y salió de Lima, disculpándose y prometiendo que no volvería a suceder los conocidos ‘castigos con cosquillas en los pies’ realizados a sus alumnos púberes. El mencionado año la comunidad educativa no tenía alumnos denunciantes que permitieran ir a una instancia penal.

Abuso en el colegio Markham

De Belaunde, informó que la Comisión ha cursado una carta al Colegio Markham luego de conocerse la denuncia de abuso sexual por parte de una estudiante estadounidense de 16 años, que indica fue violada por un alumno del programa de intercambio cultural perteneciente al mencionado colegio de élite. El ataque habría ocurrido el pasado 13 de agosto en una fiesta realizada en una vivienda del distrito de Miraflores, cuando los menores despedían a los alumnos del intercambio.(EPA)