Las familias de las comunidades rurales de la región Lambayeque y Cajamarca están logrando significativos resultados en su economía y en su nivel de vida tras la intervención del proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social – Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social -MIDIS.

Durante su recorrido por centros poblados del distrito de Chancay Baños, en la provincia de Santa Cruz, en Cajamarca, el director ejecutivo de Foncodes, Gustavo Torres Vásquez, exhortó a las familias usuarias a cuidar los proyectos como Haku Wiñay, Agua Más y otros para que no sean usados a políticamente en esta campaña electoral.

 

Asimismo, pidió se haga un buen uso de los recursos económicos que asigna el Estado a los núcleos ejecutores, representados por la población organizada, para la ejecución de los proyectos de Foncodes, cuyo objetivo es combatir la pobreza en las comunidades rurales del interior del país.

 

Foncodes a través de la Unidad Territorial Chiclayo, con el proyecto Haku Wiñay interviene en las localidades de Los Baños, Las Paucas, Cushic y Agua Salada (distrito de Chancay Baños), también en El Potrero y Laguna (distrito de Saucepampa), perteneciente a la provincia de Santa Cruz, Cajamarca, atendiendo a un total de 807 familias usuarias con una inversión de 3 millones 831 mil 500 soles. 

A nivel del departamento de Lambayeque, en el periodo 2016-2018, Foncodes con Haku Wiñay/No Jayatai desarrolla capacidades productivas y gestión de emprendimientos para 8 mil 945 hogares usuarios mediante 519 núcleos ejecutores, con una inversión de 40 millones 176 mil 750 soles, orientados a la seguridad alimentaria y el incremento de ingresos autónomos sostenibles.

El proyecto Haku Wiñay contribuye a la lucha contra la anemia y la desnutrición, alineado al Plan multisectorial que involucra a varias instituciones del Estado.

Familias salen adelante

El director de Foncodes recorrió viviendas y emprendimientos de familias usuarias del proyecto Haku Wiñay en Chancay Baños. Allí hay cuatro núcleos ejecutores con 407 hogares y se ha invertido 1.8 millones de soles.

En este distrito inauguró una juguería implementada por el grupo de interés “madres emprendedoras”, liderada por la señora Elvira Rosa Gálvez Guevara. Con los 6 mil 365 soles obtenido en el concurso de negocios rurales inclusivos de Haku Wiñay adquirieron licuadoras, extractor, refrigeradora, 6 mesas y 24 sillas y menaje. La variedad de jugos con fruta del lugar como plátano, piña, guanábana, lúcuma tienen mucha demanda entre los ciudadanos, especialmente escolares.

Seguidamente, en el poblado Cushic, verificó el éxito de otro emprendimiento: producción de miel de abeja, presidido por Santos Cruz Pérez e integrada por Ethel Yaquelyn Mestanza Cruz y Santos Cruz Pérez. Con 11 mil soles ganados en el concurso de emprendimientos, previa capacitación, están produciendo miel y propóleo de gran calidad, que es comercializada en la provincia de Santa Cruz. Quieren seguir creciendo y proyectan llegar a otros mercados más exigentes e incluso exportar.

Luego el titular de Foncodes visitó las viviendas de Gilver Pérez Bazán y su esposa María Santos Sánchez, José Torres Tapia y su esposa Orfelinda Sánchez Dávila, Porfirio Cruz Torres y esposa Ormecinda Fernández Cruz, quienes como usuarios de Haku Wiñay tienen sus huertos de hortalizas, parcelas de pastos mejorados con riego por aspersión, producción de biol (abono orgánico foliar), cocina mejorada, agua segura (hervida), y próximamente galpones de gallinas y cuyes. Todos ellos forman parte del programa Juntos.

Cabe destacar el caso de la familia usuaria conformada por don Miguel Cruz Muñoz (85) y su esposa Ofelia Cayao Calderón (75), ellos ya cuentan con cocina mejorada, módulo de abono orgánico y parcela de pastos mejorados. Estos ancianos además de ser usuarios de Haku Wiñay reciben una subvención del programa Pensión 65 y tienen más oportunidad de enfrentar la pobreza.

Al respecto, el representante del Municipio distrital de Chancay Baños, Santos Aladino, manifestó que se está generando un cambio en la mentalidad de las familias, que vivían practicando una agricultura tradicional esperanzados en las lluvias, ahora con Haku Wiñay cultivan hortalizas y tienen sus emprendimientos.