La ansiedad y la desesperación por hacer el gol afectó al cuadro pasqueño; pues la consigna era anotar todos los goles posibles, sin embargo la situación se le complico ante un cuadro Huancaíno incisivo y cumplidor, con argumentos de buen futbol estuvo a punto de ahogarle la fiesta a los pasqueños; ante el correcto arbitro Ángel Huamaliano de Ancash el cotejo se desarrolló con bastante incertidumbre, el Municipal no encontró la fórmula de vulnerar el arco del JTP, ante la protesta de las graderías se fue el inoperante el primer tiempo.

En la parte final Humberto Pari se jugó el todo por el todo; hizo los tres cambios, ingresaron: Ramiro Moscoso, Brayan Ramos y Rosmel Hermitaño por los improductivos Héctor León, Jonathan Huacchillo y Avila; felizmente estos relevos le dieron mayor movilidad al equipo, pese a esta mejora el arquero Templadera y la saga wanca seguía bien plantado; hasta que llego el minuto 25, Enciso sirvió un tiro de esquina donde Víctor Giménez de un soberbio cabezazo incrustó el balón al arco wanca, tanto fue el agua al cántaro para al fin romperse; y eso fue todo, los ágiles del JTR vendieron caro su derrota, se defendieron con todo, incluso atacaron con peligro, los pasqueños terminaron con el corazón en la garganta.

El técnico edil termino contrariado, refirió que a su esquipo le falto jerarquía y precisión para anotar los goles; Ahora con este justo triunfo el Municipal sumo 11 unidades; seguro que se ubicará entre los 8 primeros lugares, la última jugará en Huánuco frente al León, esto se pone bueno.