Una tarde gris en el estadio Daniel Alcides Carrión vaticinó la forma en que esto iba acabar; La escuadra visitante salió parsimonioso con un juego desordenado e impreciso; en cambio San Agustín se fue con todo, pero con juego fuerte y brusco, por lo que a los 12’ el árbitro huancaíno Carlos Huamán sin titubear expulso a Paul Vidal por artera falta, como si esto fuera poco, al minuto Jean Tataje también se va expulsado por insultar al árbitro; tempranamente San Agustín se quedaba con 9 hombres; el rígido arbitro Huamán comenzaba a ser protagonista; a los 25’ ante una casual mano de Schuler sanciona penal para los santos; Julio Salazar lo convierte en gol; así disminuido San Agustín termino ganando el primer tiempo; cosa de locos.

Esto no iba a quedar así, en la segunda parte el Municipal fue más incisivo con la conducción de Jonathan Huacchillo; a los 10’ el recién ingresado Ramiro Moscoso de un zapatazo incrustó el balón al arco santo, con el empate San Agustín se tornó presa fácil; ahí nomás Carlos Aliaga pone el segundo gol ante la algarabía yanahuanquina; el Muni pudo aniquilar con más goles, pero se sobraron, erraron goles cantados; a los 30’ Klissman Bravo también es expulsado por fuerte falta, San Agustín con 8 hombres solo atina a defenderse; luego Alex Villena del Municipal también es echado; aquí comenzó a caldearse más los ánimos; en una arremetida Carlos Aliaga es derribado por Fernando Coronado, el árbitro sin tapujos le mostró la tarjeta roja, esto exacerbó a los santos que se fueron contra el árbitro, siendo agredido por el propio Coronado hasta tumbarlo; en la trifulca también tumbaron al juez de línea Jonathan Oré; la policía tuvo que intervenir para mitigar la calentura, esto sucedió a los 38’, ahí acabo el partido con el triunfo del Municipal por 2 a 1.

El Municipal sumo 8 unidades y ahora recibirá a la escuela JTR de Huancayo, mientras que San Agustín se quedó con 4 puntos, también se quedó sin equipo para viajar a Lima, pues inhabilitaron a 5 jugadores titulares, de a acuerdo al informe de los árbitros pueden ser más.