En foro organizado por el legislador Roy Ventura Ángel.


Celos profesionales  que datan de antaño, aún circulan en medios  de la comunidad médica. Hay un grupo de galenos a quienes incomoda la celebridad de nuestro héroe civil de la medicina: Daniel Alcides Carrión y tratan de desvirtuar su obra, importancia y procedencia. Incluso quieren cambiarle de rostro e impulsan uno que no le corresponde, denunciaron miembros de la Asociación Médica Peruana Daniel A. Carrión.

Fue durante un conversatorio dedicado al estudiante de medicina e investigador pasqueño, mártir de la medicina nacional, que no dudó en inocularse el virus de la verruga peruana para estudiarla y poder dar solución a cientos de trabajadores que fueron atacados por el mal durante la construcción de la línea férrea del centro.

Bertilio Malpartida Tello y Maruja Yupari explicaron la trascendencia del legado humanitario de Alcides Carrión, quien falleciera un 5 de octubre de 1885 en la plenitud de su vida y cuando aún no había culminado la carrera que le apasionaba, la medicina humana.

El Dr. Malpartida Tello, médico cirujano vascular y férreo defensor de la memoria de Carrión, explicó que el entonces joven galeno dedicó con sacrificio el estudio y descubrimiento de los secretos de una grave enfermedad, abominable y misteriosa, llegando a ofrendar su vida en beneficio de la humanidad.

Posteriormente, conocido y encumbrado, Carrión por su obra y sacrificio fue tratado como mártir y héroe por un grupo de seguidores que editaron los apuntes de investigación sobre el mal de La Oroya. Sin embargo en 1913, una comisión de la Universidad de Harvard presidida por Strong, afirmaba que el experimento del peruano había sido errado.

Desde entonces, grupos de médicos  celosos lo desacreditaron y promovieron un rostro falso con rasgos afroperuanos que no le correspondía, seguidos en el tiempo por una tercera generación de detractores.

El legislador Ventura Ángel (FP) se comprometió acompañar el cometido de la Asociación Médica Peruana Daniel A. Carrión, y sostuvo que el notable pasqueño  es un ejemplo para la juventud estudiosa nacional.(EPA)