Empresa petrolera entrega cerca de seis mil frazadas a zonas vulnerables del país

Cerca de seis mil frazadas destinadas a familias de las zonas altas de Puno, Moquegua y Pasco, afectadas por las bajas temperaturas, fueron entregadas esta tarde por Petroperú al Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), en una ceremonia simbólica.

Esta donación se hace extensiva al distrito limeño de Villa María del Triunfo, en el marco de la campaña realizada en la empresa petrolera denominada “Abriguemos Corazones”, la cual se replicó en todas sus sedes operativas a nivel nacional. 

En la ceremonia participaron el jefe del Indeci, general de brigada del Ejército Peruano Jorge Luis Chávez y el presidente del directorio de Petroperú, James Atkins Lerggios. 

Ambos funcionarios coincidieron en destacar el esfuerzo y colaboración del personal que trabaja en la petrolera estatal, pues fueron precisamente sus trabajadores los que contribuyeron -a través de una colecta- para la adquisición de las frazadas. Hay que agregar que la petrolera determinó donar el doble de lo recaudado en la colecta.  

El jefe del Indeci agradeció el apoyo de Petroperú por hacer realidad esta gran cruzada de solidaridad pues, dijo, “nuestros hermanos víctimas de las bajas temperaturas nos necesitan más que nunca y el aporte de las grandes empresas del país es fundamental para quienes así lo requieren”. 

A su vez, el presidente de la petrolera destacó la acción solidaria por parte de los trabajadores, a quienes agradeció el gesto, acorde con los valores institucionales de la empresa. “Todos en Petroperú nos hacemos presentes en momentos críticos como el que está aconteciendo en nuestro país, con numerosa población afectada por las bajas temperaturas y heladas”, precisó. 

 

Para la entrega de frazadas se ha destinado a un equipo especial de funcionarios de Petroperú, quienes recorrerán las provincias de Huacullani en Puno; Ichuña en Moquegua y localidad de Ninacaca en Pasco.

 

Todas estas jurisdicciones, con un alto nivel de pobreza, se hallan a más de 3,500 metros sobre el nivel del mar.

 

En Villa María del triunfo, serán los pobladores de los asentamientos humanos Manolo Castillo y Edén del Manantial, quienes recibirán las frazadas a partir de mañana viernes 10.