“Hay un divorcio entre el liderazgo del Presidente de la República en la lucha contra el feminicidio y la actuación del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF)”, señaló Walter Gutiérrez.

El Defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, respaldó el compromiso manifestado recientemente por el Presidente de la República - durante su participación en la tercera reunión de la Conferencia Regional sobre la Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe – para eliminar el feminicidio en el país y desterrar así, los patrones de machismo en nuestra sociedad.

Este liderazgo asumido por el Jefe de Estado – precisa Gutiérrez - es coherente con los anuncios realizados durante su último mensaje a la Nación en donde informó la creación del sistema nacional especializado de justicia para la protección y sanción de la violencia contra las mujeres, así como también la próxima aprobación de la política nacional de igualdad de género que permitirá promover la equidad entre hombres y mujeres.

Sin embargo, el Defensor del Pueblo advirtió que este liderazgo asumido por el Presidente de la República en la lucha contra el feminicidio no guarda sintonía con la actuación del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Recordó al respecto que ninguna de las normas que establecieron la implementación de las políticas públicas vinculadas a esta problemática,  como la Ley y su reglamento contra la Violencia hacia la Mujer del 2015 o los últimos Planes Nacionales de Igualdad y Violencia de Género ha recibido presupuesto.

De igual manera, el MEF incumple la norma de la ley de Presupuesto que dispone para este año el otorgamiento de recursos para las acciones de  supervisión de estos planes. “Con estas restricciones se está perjudicando el trabajo en favor de las víctimas de violencia”, aseguró Gutiérrez.

Asimismo, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) no otorga hasta el momento el presupuesto correspondiente para realizar las supervisiones de las políticas de protección a la mujer. “En los últimos 10 años se ha cometido mil feminicidios según cifras del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP). Esa cifras debe llevar a tomar una acción inmediata” indicó el Defensor del Pueblo.

Este evidente divorcio entre el discurso presidencial y la incapacidad del MEF de identificarse con este grave problema social, preocupa a la Defensoría del Pueblo, que insiste en la necesidad de darle al Presupuesto General de la República un rostro de mujer, es decir atender la problemática de más de la mitad de la población peruana. “No se puede esperar a que los anuncios presidenciales se apliquen el próximo año. La acción contra el feminicidio no puede esperar ni un minuto más” finalizó el Defensor del Pueblo.