El Plan de Cierre de la Desmontera Excélsior, una de las obras de remediación ambiental más importantes del Perú y ubicado en la región Pasco, pretende ser detenida por una acción de amparo de la empresa Cerro de Pasco Resources, empresa que cuenta con 6 trabajadores y con Gerente General en locación de servicios.

Luego de batallar y realizar manifestaciones en la ciudad capital durante varios años por pobladores y autoridades de la región, se logró la obra de remediación ambiental Plan de Cierre Desmontera Excélsior que se viene ejecutando desde el año pasado en el barrio de Champamarca y que viene brindando estabilidad laboral a trabajadores de la zona, contrata de bienes y servicios y contrata de servicio de alimentación para los más de cientos de trabajadores de la obra, ahora están en peligro por la desidia de una empresa privada que solo busca el interés personal parece ciencia ficción, pero no, se trata de Cerro de Pasco Resources en la web pascoresources.com.

La historia reciente nos traslada a diciembre de 2017. El viceministro de minas en Funciones Ricardo Labó llega a Pasco y conjuntamente con el Gobernador Teódulo Quispe y el Alcalde de Simón Bolívar inician las obras de remediación ambiental del Plan de Cierre Excélsior. El Gobierno en sus tres niveles nacional, regional y local conjuntamente con la población.

Es evidente que el Plan de Cierre del depósito de desmontes Excélsior tiene amparo legal, reforzado de un respaldo institucional de los tres niveles de gobierno y sobre todo de la población que espera el inicio del cambio mediante zonas recuperadas en Pasco.

Pero una ingrata sorpresa para los miles de cerreños luchadores contra la contaminación ambiental, nos damos con la sorpresa de que la empresa Cerro de Pasco Resources con fecha 26 de febrero de 2018, a través de una acción de amparo pretende detener una obra de inversión millonaria y de deuda social a Pasco, manifestando públicamente su intención de reaprovechar los relaves de Quiulacocha y los Desmontes de Excélsior, sin embargo, lo concreto es que hacen mucho ruido y no evidencian nada.

Su propuesta ha dejado de ser novedosa y es extemporánea resulta casi irresponsable hablar de reaprovechamiento cuando el Estado está pagando su deuda social con el proyecto de remediación más importante que ha desarrollado hasta ahora.

Estamos seguros que una obra de esta envergadura y de mitigación ambiental no puede parar por el interés de una empresa privada, el pueblo de Pasco y autoridades no se merece que este proyecto soñado sea detenido por desidias económicas.

Ojo al dato: Cerro de Pasco Resources es una empresa sin trabajadores, con reducido capital social y con Gerente General en locación de servicios pregona hace más de cinco años que puede efectuar una millonaria inversión y reaprovechar los pasivos ambientales de Quiulacocha y Excélsior, ubicados en Pasco.