La Contraloría General de la República detectó riesgos que podrían afectar la gestión del programa de Vaso de Leche que administra la Municipalidad Distrital de Yanacancha, en la provincia y departamento de Pasco; así como la recepción y distribución de los productos para más de 2,550 beneficiarias de 65 comités.     

Estos hechos están plasmados en la Orientación de Oficio N°176-2018-CG/CORECP, que ha sido notificada al titular de la entidad, para que valore los riesgos y disponga las acciones preventivas pertinentes, que deben ser comunicadas a la Gerencia Regional de Control Pasco. 

De igual forma, se encuentra publicada en el portal institucional www.contraloria.gob.pe, conforme lo dispone la nueva Ley de Fortalecimiento de la Contraloría y del Sistema Nacional de Control en aras de la transparencia y el acceso a la información. 

Riesgos adversos: 

·        Se evidenció presunto favorecimiento al consorcio ganador de la buena pro, al otorgarle 17 días adicionales para la suscripción del contrato. La entidad debido suscribir el contrato el 26 de abril de 2018 y no el 14 de mayo, según los plazos establecidos en el artículo 119 de la Ley de Contrataciones del Estado. El hecho expuesto genera riesgo en la transparencia y legalidad con la que debe regirse las contrataciones del Estado. 

·        Se advirtió que el proveedor habría realizado la entrega de los productos del PVL a la entidad fuera del plazo establecido en el contrato, tres días de retraso injustificado para la primera entrega y diez días de demora en la segunda. Esta situación pondría en riesgo la inaplicación de penalidades por retardo injustificado en la entrega de los productos y la distribución tardía a las beneficiarias del programa. 

·        De la verificación efectuada al almacén del PVL de la Municipalidad y la revisión física de los productos, se evidencio la inexistencia de 144 tarros de leche productos. Además se advierte que el almacén es inseguro, pequeño y que no brinda las condiciones necesarias para su funcionamiento. Estos hechos generan el riesgo de la no atención a la totalidad de beneficiarias y un probable perjuicio económico por pérdida de los productos del PVL.

La Contraloría comparte oportunamente los riesgos identificados al titular de la entidad, con la finalidad de mejorar los procesos, garantizar la calidad del servicio y que las mismas sean en beneficio de la ciudadanía.