¿Quién y porque quiere parar la remediación ambiental de Excélsior?

 


Una empresa sin trabajadores, con reducido capital social y con Gerente General en locación de servicios pregona hace más de cinco años que puede efectuar una millonaria inversión y reaprovechar los pasivos ambientales de Quiulacocha Excélsior, ubicados en Pasco.

Parece ciencia ficción, pero no, se trata de Cerro de Pasco Resources en la web pascoresources.com, de entrada, una foto del depósito de desmontes en la que aparece trucada su logotipo, para los que conocemos Excélsior, sin duda es una foto bamba.

La historia reciente nos traslada a diciembre de 2017. El viceministro de minas en Funciones Ricardo Labó llega a Pasco y conjuntamente con el Gobernador Teódulo Quispe y el Alcalde de Simón Bolívar inician las obras de remediación ambiental del Plan de Cierre Excélsior. El Gobierno en sus tres niveles nacional, regional y local conjuntamente con la población.

Pero la historia también nos traslada atrás. Hace dos décadas los pasqueños en nombre de la salud hicieron diversas gestiones para corregir efectos negativos de la contaminación ambiental. La respuesta llegó en junio de 2017, el cierre de la Desmontera Excélsior era un hecho, Pasco es atendido, para muchos está claro que es el capítulo final de una larga espera.

La decisión del Poder Ejecutivo de iniciar el Plan de Cierre tenía un calendario que apuntaba a comenzar la obra antes del cierre de año de 2017. Según la ley vigente los “pasivos ambientales de origen minero constituyen una grave amenaza para la salud y el medio ambiente, por lo que, deben ser tratados de manera adecuada y oportuna para evitar que se conviertan en perjuicios reales”, lo que por décadas fue letra muerta, cobró vida.

La estatal Activos Mineros SAC, tras recibir el financiamiento convocó a concurso público para proceder con el cierre y remediación del pasivo ambiental Depósito de Desmontes “Excélsior”, el resultado otorgó la buena pro al Consorcio San Camilo.

Repasando la historia, la línea de tiempo tiene antecedentes desde que Activos Mineros SAC asume en representación del Estado Peruano la ejecución de los proyectos del programa de adecuación y manejo ambiental (PAMA) y los proyectos de cierre y remediación ambiental de Centromín Perú y de otras empresas de propiedad del Estado, ocurrido el año 2006.

Como se conoce, entre las antiguas operaciones de Centromin Perú está la ex unidad Paragsha, y dentro de ella el tajo abierto Raúl Rojas, cuyos desechos dejaron un importante pasivo minero denominado Depósito de Desmontes “Excélsior”, el cual se está remediando.

Según información publicada por Activos Mineros el Depósito de Desmontes Excélsior se extiende sobre un área de 76 hectáreas, ubicado dentro del inmueble identificado como Parcela “K”, inscrita en el Registro de Propiedad Inmueble de la Oficina Registral de Pasco, es decir el inmueble es de propiedad de Activos Mineros.

El instrumento ambiental que tiene como propósito corregir los efectos negativos a la salud humana y medio ambiente generado por Excélsior es el Plan de Cierre de Pasivos Ambientales del Depósito de Desmontes Excélsior aprobado por Resolución Directoral N° 253-2012-MEM-AAM el 07 de agosto de 2012 y modificado por Resolución Directoral N° 398-2013-MEM/DM el 23 de octubre de 2013.

Está claro que el Estado cautela la salud y en cumplimiento de ella ejecuta el Plan de Cierre Excélsior reclamado por la población pasqueña. Si es así por qué un privado con una página web en construcción y sin instrumentos ambientales pretende boicotear el proyecto de cierre.

EL METALURGISTA

La historia nos lleva a 1972 cuando Víctor Freundt Orihuela denuncia la concesión de relaves “El Metalurgista”, el petitorio indica que se trata de un terreno que contenía relaves de plomo, plata, cobre y zinc. Según investigaciones efectuadas, en julio de 1989 se le otorgó la titularidad de la concesión con una extensión de 96 hectáreas.

Actualmente el Registro de Minería reporta que la titularidad del “Metalurgista” corresponde a la empresa Cerro de Pasco Resources S.A.C., quien sustituye en derechos y obligaciones a Freundt Orihuela.

El Ministerio de Energía y Minas mediante la Dirección General de Minería se pronuncia el año 2012, manifestando que el titular de la concesión de relaves “El Metalurgista” únicamente posee el derecho de explotar los relaves que se ubican en ella, “no teniendo ningún derecho sobre los desmontes de Excélsior”.

Cerro de Pasco Resources ha manifestado públicamente su intención de reaprovechar los relaves de Quiulacocha y los Desmontes de Excélsior, sin embargo, lo concreto es que hacen mucho ruido y no evidencian nada.

Su propuesta ha dejado de ser novedosa y es extemporánea resulta casi subversivo hablar de reaprovechamiento cuando el Estado está pagando su deuda social con el proyecto de remediación más importante que ha desarrollado hasta ahora en la región.

Es evidente que el Plan de Cierre del depósito de desmontes Excélsior tiene amparo legal, reforzado de un respaldo institucional de los tres niveles de gobierno y sobre todo de la población que espera el inicio del cambio mediante zonas recuperadas en Pasco.