Si hay algo que los pasqueños tenemos que revalorar y por el cual sentirnos siempre orgullosos, es la imborrable acción de heroísmo, valentía y ejemplo que nos dejó el mártir de la Medicina Mundial a través de la historia, sin embargo, también debemos de lamentar el poco interés e importancia que le dimos a su señora madre Dolores García Navarro, mujer luchadora nacida en las entrañas de Quiulacocha, hija de Apolinario García y María Navarro, bautizada en el año 1840 en la iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Yanacancha por el sacerdote José Cervantes y registrada en el libro parroquial de Chaupimarca.

A través del tiempo, ningún ciudadano, menos alguna autoridad se preocupó por poner a flote el apellido materno de Daniel Alcides, hijo del ecuatoriano Baltazar Carrión, apellido “extranjero” que sobresale en diferentes nomenclaturas de hospitales, calles, bibliotecas, colegios, universidades y hasta de una provincia, pero el apellido de la mujer que le dio la vida quedó en el olvido, aquella mujer aguerrida de sangre pasqueña que con tan solo 17 años parió a nuestro mártir, ese apellido simplemente desapareció en el espacio.

Tuvieron que pasar muchas décadas para que se haga justicia, y es que la nueva y moderna infraestructura de hospital regional antes llamado Daniel Alcides Carrión, ahora llevará los datos completos del mártir y héroe, es decir “Daniel Alcides Carrión García”, poniendo en lo más alto el apellido de la mujer que lo educó y preparó para la vida.

Es momento de que Dolores García Navarro, mujer quiulacochana, mujer cerreña esté en el lugar que le corresponde, porque fue ella quien templó el carácter, valores y amor a los suyos que Daniel Alcides demostró años más adelante.

No solo se agrega el apellido materno al nombre del moderno hospital de Cerro de Pasco, sino que también la sala materna del nosocomio será llamada “Dolores García Navarro”, en honor y homenaje póstumo a una cerreña que se resistió a ser olvidada por la historia.

Falta poco para que ingrese en funcionamiento el moderno hospital Daniel Alcides Carrión García, y con ello tomará protagonismo Doña Dolores García Navarro, un protagonismo que le fue negado por más de un siglo.

Con este reconocimiento, se rinde tributo al esfuerzo cotidiano y sacrificado de la mujer pasqueña, muchas veces olvidada y no siempre valorada.