Shack Yalta anunció también implementación del Órgano Instructor en Arequipa 
 

En el marco del fortalecimiento y descentralización de la Contraloría General de la República, el contralor general, Nelson Shack Yalta, informó que es prioridad de su gestión, absorber  integralmente los Órganos de Control Institucional (OCI) de las municipalidades provinciales y gobiernos regionales, los cuales desde este año estarán bajo la administración del ente contralor. 
  
Dicho anuncio lo hizo durante su participación en el foro “Política Nacional y Plan Nacional de lucha contra la corrupción – implementación del ISO 37001”, que se realizó en el Paraninfo de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa, en la que también estuvieron presentes el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Salvador Heresi Chicoma; la coordinadora general de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción, Susana Silva Hasemback, y congresistas de la República que representan a la región. 

 
En Arequipa por ejemplo, la CGR absorberá integralmente los OCI del Gobierno Regional y de las ocho municipalidades provinciales, y así tener la administración de todo el personal y fortalecer la descentralización en el control del uso de recursos públicos. 
  
Durante su presentación hizo énfasis en el programa de Monitores de Control Ciudadano, que tiene por finalidad el ejercicio del control social voluntario sobre la ejecución de las obras cuyos costos de inversión sean preferentemente menores a S/ 2.4 millones, convocando la participación de la ciudadanía para sumarse a la vigilancia en el control permanente de las obras públicas que realizan sus municipios. 
  
Asimismo, informó que tras la disposición del Ejecutivo de transferir más de 6,200 millones de soles de recursos públicos para impulsar las obras y servicios en las 25 regiones del país, la Contraloría General acompañará dichos proyectos mediante el modelo de control concurrente que actualmente se viene aplicando a la Reconstrucción con Cambios, con el propósito de apoyar a los ejecutores en la identificación de riesgos y situaciones adversas que requieren ser tomadas en consideración para garantizar la efectividad de las obras públicas. Dichos procesos se concretarán en un plazo de tres meses. 
  
Anunció además que la Contraloría impulsará el fortalecimiento de la capacidad sancionadora mediante la implementación de órganos instructores y sancionadores de forma descentralizada, “necesitamos que los malos funcionarios sean inmediatamente identificados y sancionados y una forma de efectivizarlo es fortaleciendo nuestra capacidad, profesionalidad y presencia para este fin en las regiones, sin que se concentre dicha labor en la ciudad de Lima”, dijo. 
  
Finalmente, informó que desde junio la CGR realizará audiencias públicas descentralizadas en las 25 regiones y en cada una de las 196 provincias del país, con la finalidad de escuchar y recoger las denuncias ciudadanas sobre probables actos de corrupción e inconducta funcional de autoridades y funcionarios públicos.