Brinda recomendaciones a las autoridades y población sobre bajas temperaturas

El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) fortalece la coordinación con las autoridades competentes las acciones de prevención y mitigación frente a los impactos de las heladas y friaje en las poblaciones vulnerables del país, informó hoy el director de Preparación de dicha entidad, Juvenal Medina.

El funcionario sostuvo que nuestro país ingresa a una temporada de bajas temperaturas, que se manifiesta en heladas que afectan principalmente a poblaciones altoandinas por encima de 3,500 metros sobre el nivel del mar.

Refirió que una de las regiones más afectadas es Puno, donde existen 62 distritos identificados como los más vulnerables ante las heladas. Lo mismo sucede con las provincias y distritos altoandinos de Arequipa, Áncash, Apurímac, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Junín, Lima, Moquegua, Pasco y Tacna.

Asimismo, acontece el descenso significativo de la temperatura en las poblaciones de la selva, sobre todo las localizadas en la zona sur y este del territorio nacional, donde se produce el ingreso de corrientes de aire frío procedentes de la parte oriental del continente.

En este caso, las regiones más afectadas son Madre de Dios, Cusco, Pasco, Ucayali y toda la parte sureste de Loreto, que experimentarán descensos de hasta 15 grados en sus temperaturas mínimas.

“Desde el Indeci estamos tomando las acciones preventivas con el envío de la asistencia humanitaria anticipada para que las poblaciones puedan disponer de los insumos e implementos que les permitan sobrellevar el impacto de las heladas y friaje que afectan principalmente la salud de los niños, adultos mayores, gestantes y personas con bajas defensas”, manifestó.

 

Recomendaciones

 

Medina afirmó que como parte de la cultura de prevención que deben adoptar las autoridades y población que vive en las regiones vulnerables a las bajas temperaturas, el Indeci recomienda lo siguiente:

 

A las autoridades y funcionarios

 

Informarse acerca de las características del fenómeno y su impacto entre la población, infraestructura y actividades productivas.

 

Identificar las localidades más vulnerables de su jurisdicción, aquellas que han sido afectadas en emergencias pasadas.

 

Constituir y mantener activos su Grupos de Trabajo y Plataforma de GRD.

 

Propiciar la articulación de la Plataforma GRD Regional con las plataformas provinciales, especialmente en los ámbitos más vulnerables.

Actualizar y difundir su Plan de Contingencia ante Heladas y/o Friajes.

 

Implementar y/o fortalecer su Comité de Operaciones de Emergencia (COE) regional, local y/o sectorial.

 

Monitorear la evolución del fenómeno con el apoyo del COEN Nacional (Indeci), COER, COEL (Provincia y Distrital) y COES (sectoriales); en coordinación con las oficinas del Senamhi de su región.

 

Desarrollar y/o fortalecer los canales de comunicación entre autoridades y población para alertar en caso de emergencia utilizando principalmente la lengua materna de la población.

 

Mantener y monitorear el stock de bienes de ayuda humanitaria (abrigo y alimentos) para la atención de emergencias por bajas temperaturas, en coordinación con las Direcciones Regionales de Salud y Agricultura.

Difundir mensajes y recomendaciones ante las bajas temperaturas entre la población de su distrito.

 

Capacitar a su personal para reforzar la formulación de la Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades (EDAN).

 

Capacitar a su personal en los mecanismos para la solicitud de Declaratoria de Estado de Emergencia (DEE), en caso de ser necesario.

 

A la población

 

Informarse con sus autoridades y a través de la radio, acerca de los pronósticos diarios por bajas temperaturas.

 

Brindar especial atención a los niños y a las personas adultas mayores que son los grupos más vulnerables; en especial a los miembros de la familia que presentan problemas de desnutrición.

 

Vacunar a su familia contra el neumococo y la influenza a través del Misterio de Salud.

Si algún miembro de su familia muestra signos de enfermedades respiratorias, llevarlo de inmediato a un puesto de salud.

 

Incluir en su alimentación frutas y verduras ricas en vitaminas A y C. Además, consuma alimentos con altos contenidos calóricos como legumbres, papas o camote, maca, azúcares, grasas y otros productos que permitan acumular energía para mantener el calor corporal.

 

Evitar los cambios bruscos de temperatura.

 

Si se va a salir, abrigarse con ropa adecuada, protegiéndose el rostro, la cabeza, boca, cúbrase la nariz y las orejas, evitando inhalar el aire frío.

 

Almacenar alimentos no perecibles, además de provisiones como leña y carbón.

 

Revisar la vivienda para cubrir posibles filtraciones de aire.

En caso de usar algún calefactor o chimeneas, mantener una adecuada ventilación para evitar posibles intoxicaciones por inhalar monóxido de carbono.

 

Preparar un cobertizo para los animales y realice un mantenimiento regular.

 

Asegurar alimento para alimentar a sus animales.

Recordar, a la hora de construir, que los techos planos o poco inclinados almacenan granizo y nevadas, pudiendo causar el colapso de los techos. Por ello, es preferible usar techos fuertemente empinados,

 

No dejar a los animales en la intemperie, construir un invernadero cerca de su vivienda, para proteger las plantas del frío.

 

Si se tiene necesidad de viajar, solicitar información al COEN Indeci o al MTC acerca del estado de las vías de transporte.

 

Al dormir no dejar encendidas velas ni lámparas para no sufrir incendios ni aspirar el humo generado por objetos incandescentes.

 

Recomendaciones específicas

 

El Indeci aconsejó a la población que si está en sus posibilidades, debería desplazarse con su familia hacia zonas más bajas con climas más cálidos.

 

En caso de tormentas, nevadas ventisca, granizadas, evitar viajar en auto. Si se debe viajar, es importante circular despacio. Si se debe viajar, hay que revisar el estado de los neumáticos, frenos y anticongelante.

Si el vehículo se queda parado en una tormenta con nevadas permanezca en el auto, con el motor encendido y la calefacción puesta.

 

Tener especial precaución ante vientos fuertes, asegurando techos, ventanas y antenas en su vivienda.

 

Evaluar si cerca de la vivienda y/o lugar de trabajo existen postes, avisaje y otros elementos poco estables que puedan causar daños al caer, en caso de vientos fuertes.

 

“Sabemos que durante el día las temperaturas van cambiando, pero el descenso significativo se produce al caer la tarde, durante la noche y la madrugada”, manifestó el funcionario del Indeci.