Escuelas de campo financiadas por DEVIDA contribuyen a mejorar cultivos de café y cacao.

 Un total de 590 agricultores del distrito de Llaylla, en la provincia de Satipo (Región Junín) vienen fortaleciendo sus capacidades técnicas en las Escuelas de Campo (ECAs) organizadas por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA) y la municipalidad distrital, con la finalidad de mejorar los cultivos de café y cacao.

 Desde noviembre del año pasado, cuando las ECAs empezaron a funcionar, se han implementado 24 sesiones de campo en 22 centros poblados del distrito, y se tiene fijado como meta alcanzar las 120 sesiones al finalizar el año, beneficiando de esta manera a 340 familias productoras de café y a 250 familias productoras de cacao.

En estas sesiones, los extensionistas propician el intercambio de prácticas, saberes y conocimiento entre los participantes. El método que desarrollan permite que los productores aprendan haciendo y conozcan in situ el manejo técnico de los cultivos de café y cacao y el desarrollo de cultivos que ayuden a mejorar la economía de sus familias. Del mismo modo, aprenden cómo otros productores cafetaleros están enfrentando técnicamente a la plaga de la roya.

 “Participo en este tipo de escuelas porque voy aprendiendo más sobre la siembra, cosecha y pos cosecha de mi café. Así mejoro la calidad y producción de mi cafetal”, comenta Teresa Paraguay Ala (48 años), productora de Llaylla.

 Las ECAs forman parte del proyecto “Mejoramiento de la productividad sostenible y gestión comercial en el cultivo de café y cacao”, ejecutado por la Municipalidad Distrital de Llaylla  y financiado por DEVIDA con un monto de  2 millones 268 mil 722 soles.

 Especialistas en monitoreo de la institución manifestaron su compromiso por mejorar la competitividad y sostenibilidad de la producción, generando el desarrollo integral y sostenible, buscando que el agricultor recupere su optimismo y confianza en los trabajos que se realizan en su beneficio.