Familias de las comunidades nativas de Solterito y San Pedro del distrito de Nauta, provincia y departamento de Loreto ,recibieron la visita de una misión oficial de la FAO, quienes observaron los avances y logros del proyecto Noa Jayatai de Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social - Midis.

La comitiva de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) está integrada por Natalia Winder Rossi, líder del programa de protección social (FAO Roma), Ana Paula de la O Campos, asesora del de pobreza rural (FAO Roma), Raúl Contreras, Consultor Regional en Servicios Rurales e Innovación para el Desarrollo Rural (FAO Oficina Regional de Chile) y María Elena Rojas Junes, representante de la FAO en el Perú.

El viceministro del Midis, Jorge Apoloni Quispe y el director ejecutivo de Foncodes, Gustavo Torres Vásquez, acompañaron a la delegación en su recorrido por las comunidades nativas de Nauta, en la cuenca del río Marañón.

En la comunidad nativa de Solterito, la comitiva visitó un emprendimiento de panadería de Alberto Icuchima Parana, luego un módulo de crianza de gallinas de Román Murrieta Briones, y un módulo de cocina mejorada en la vivienda de Rosa Murrieta Calhuana.

Luego se trasladaron hasta la comunidad de San Pedro, donde observaron un emprendimiento de carpintería de Rubén Mozombite Tananta, quien además ha recibido del proyecto Noa Jayatai un módulo de cocina mejorada. En esta comunidad visitaron también cultivos de frijol caupi, ají charapita, maíz y arroz de la usuaria Remigia Tamanai Huaynure.

Foncodes a través de la Unidad Territorial Iquitos con el proyecto Noa Jayatai atiende a 12,948 hogares usuarios de 80 centros poblados, con igual número de proyectos, por más de 58 millones de soles. Actualmente están en proceso de ejecución 68 proyectos en los distritos de Andoas, Pastaza, Nauta, Parinari, Tigre, Trompeteros, Urarinas, Mazán, Napo, Jenaro Herrera y Saquena y otros 12 proyectos ya han sido culminados en Cahuapanas, Manseriche y Torres Causana, todos ellos en la Amazonía.

Modelo de desarrollo productivo rural

El progresivo cambio que va logrando el proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai en la economía y en la vida de las familias pobres de la sierra y la selva del Perú, ha despertado el interés de Gobiernos extranjeros y organismos de cooperación internacional, los cuales han enviado al Perú representaciones para conocer estas experiencias exitosas en las propias comunidades de la sierra y la selva.

Este modelo de desarrollo de capacidades productivas y emprendimientos rurales inclusivos ejecutado por el Midis a través de Foncodes, ha traspasado las fronteras y se ha convertido en un tema de estudio y análisis en los foros internacionales de la FAO, Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Entre los años 2013 hasta el 2017 han llegado al Perú varias delegaciones extranjeras, desde lugares tan lejanos como Egipto, Kenia, Angola y Mozambique. Antes, vinieron de Paraguay, Colombia y Honduras. Todas ellas con el apoyo de organismos cooperantes como la FAO y el Banco Mundial. También de la Fundación Ford, y de EUROSOCIAL, programa para la Cohesión Social en América Latina que financia la Unión Europea.

Haku Wiñay (en la sierra) y Noa Jayatai (en la selva) se inició en el 2012, y actualmente está presente en 1,461 centros poblados de 21 departamentos del Perú. Atiende a 167,921 hogares con una inversión de 709 millones 063 mil 604 soles.

Foncodes con el proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai trabaja en fortalecimiento de los sistemas de producción familiar rural, mejora de la vivienda saludable, promoción de los negocios rurales inclusivos, y fomento de las capacidades financieras.