“Al parecer el tiempo termina dándoles la razón, ahora se oponen al TLC”


 

Los hermanos campesinos están demostrando su fuerza contestataria, al parecer la debilidad organizativa se va superando. Aunque su respuesta solo es reactiva ante el excesivo abuso del sistema usurero en perjuicio de sus bolsillos, como ocurre con el mísero precio de las papas, es muy positivo verlos salir de su letargo. La emergencia que vivimos con esta huelga, casi fue advertida mesiánicamente por, a quienes la derecha bruta y achorada (DBA), los expone como tontos izquierdosos.

Cuando aún era un novato universitario, había un grupo de pausados viejos con una gigantografía y la foto de Javier Diez Canseco (JDC), advirtiéndonos de la “llegada del fin del mundo” con el tratado de libre comercio (TLC), que el gobierno de Alejandro Toledo propiciaba con los EE.UU., el mismo que Alan García firmó en un 2x3, pese a su promesa de revisarlo coma por coma, punto por punto. De ahí se propiciarían estos acuerdos con una larga lista de países. El grupo del fin del mundo, fomentaba la oposición al TLC, también buscaban recabar firmas para llevarlo a un referéndum la firma del tratado. Ya no recuerdo en qué terminó la iniciativa, lo poco que recuerdo es la foto de JDC con fondo rojo.

Por esos días, se discutía bastante el TLC. El gobierno de turno nos bombardeaba a través de los medios, las bondades de esta firma, las mayorías lo creyeron. Mientras, una minoría, incomprendidos que se oponen al desarrollo del país, - como dije, un novato que no los entendía – bregaba en contra del tratado. Los de siempre, los que dominan los medios masivos para imponer su discurso, descalificaban a estos opositores, los hacían ver como a los “tontos izquierdosos”. ¿Qué decían los “opositores a todo”?, que la indigente agricultura del país sería la más golpeada con el TLC. Claro, entre tantos problemas del agro en nuestros pueblos, no solo está el TLC, está la falta de planificación, casi inexistente asistencia técnica, baja producción, aranceles ceros para la importación, subsidios del Estado. ¿Subsidios?, ¿cómo se come eso?

350 mil millones de dólares anuales destinan los países desarrollados como EE.UU. en subsidios a sus agricultores(Humberto Campodónico, La República, 24/01/18); entiéndase subsidio como préstamo, financiamiento del Estado a sus campesinos. ¿Cuánto destina el Perú en subsidios a nuestros hermanos, padres, abuelos del campo?, seguro tenemos familiares entregados al agro, preguntémosles, ¿cuánto le dio el gobierno el año pasado? En estas condiciones ¿podrá competir un campesino peruano con su par de los países de la OCDE? La respuesta es un rotundo no. Por eso es muy positivo que los manifestantes no solo planteen la agenda de la papa, la agenda es el agro en general, el agro de los campesino; no de los agroexportadores, que tienen gollerías con leyes a su medida, como Pepe Chlimper, el exministro fujimorista de agricultura.

Hace algunos años, leí al mismo autor, Campodónico, proponiendo que se debía poner coto, mediante ley, a los monopolios. Hay tantos monopolios en el país, pero duelen más los que agravan los males, como la falta de medicina. Inkafarma se compró a Mifarma, cadena de boticas que ahora domina el 95% del mercado de fármacos. La industria textil como Gamarra, está siendo minada por la importación china, con ella se pierde una larga cadena de empleabilidad y producción en el país. Ya se anunció la compra de Primax a Pecsa, otro monopolio en los combustibles. Y el entreguismo en perjuicio de las mayorías, que favorecen las ganancias de los importadores, generalmente amigotes del gobierno de turno, es una larga cola.

Cuando surge alguna idea lúcida para revertir esta condición, cambiar el juego, siempre los descalifican, terminan haciéndolos ver como a los “tontos de izquierda”, los echan al mismo saco. Al parecer, solo el tiempo termina dándoles la razón a esos “tontos”, porque como sucede ahora con la huelga de los campesinos, estas mayorías furiosas, se oponen al TLC. Siguiendo con este sarcasmo, lo escuché al lenguaraz Phillip Butters en Exitosa, tendríamos que considerarlos doblemente tontos, porque dizque no le queda duda que los manifestantes son utilizados por la izquierda, los comunistas. Añádase la pregunta de Patricia del Río de RPP, si hay infiltrados de Sendero Luminoso en la huelga. Siempre lo mismo.   

Nota. Respetémonos. No podemos ofender, agredir a quien es indiferente a la huelga de los campesinos. Por muy indignados hombres del campo que sean, respeten a los demás.