La noche del 31 de diciembre, la tradicional despedida del Año Viejo, es la que más contaminación sufre el planeta no solo con los pirotécnicos, sino con la quema de muñecos y otros artículos en desuso que los ciudadanos aprovechan quemar.

 

Y, con el objetivo de erradicar esta costumbre, el activista pasqueño Rodolfo Rojas Villanueva, del colectivo Patria Verde sin Fronteras, creó e impulsó la singular campaña ecológica La Noche del Planeta en Cerro de Pasco en el 2011. Antes del inicio de la campaña ecológica se producían alrededor de 25 mil quemas en toda la ciudad, el 31 de diciembre. Con la campaña se ha ido reduciendo hasta menos de 20 quemas en 6 años de labor.

Faltando 3 días para el 31 de diciembre, y gracias al apoyo de la prensa, las autoridades de Pasco y personas que se suman crece la campaña. Por las redes sociales (Facebook) podemos observar que el Gobierno Regional de Pasco, la Municipalidad de Yanacancha, Sernanp Junín (Reserva Nacional de Junín 2017), la Municipalidad de Carhuamayo, Pasco Ke Se Respeta, entre otros, han publicado su adhesión a la campaña La Noche del Planeta 2017.

Ahora la campaña recorre varias ciudades como Carhuamayo, Junín, La Oroya, Huancayo, Lima y El Callao. La meta es llegar a todas las ciudades del Perú y que para el Bicentenario se erradique la tradicional costumbre insana que se inició en la colonia: quemar por despedir el Año Viejo.