¿Cuántas veces hemos escuchado al Gobernador Regional de Pasco, Teódulo Quispe Huertas, más conocido como “Chiri Gallo” hablarnos de su trabajo? Creo que son contados con dedos de una mano las veces que se tomó un tiempo para comentar su labor como máxima autoridad de Pasco. No llegan ni a 10 las oportunidades en las que ha dado cuenta a la población de lo que hizo o le falta hacer al interior de su gestión.

En este tiempo realmente escaso los intentos periodísticos por conversar con él resultaban, contrariamente a lo que se esperaba, el mejor repelente para entablar un dialogo transparente, sincero y constante con la población.

Ayer, días antes de la navidad y en epílogo de su tercer año de gestión, conversó por más de una hora con algunos periodistas (imposible no dejar de pensar en las similitudes con la entrevista dominical de PPK). Al parecer el objetivo de la conversación fue el de darle a la población los detalles de la labor que desarrolla al frente del encargo que le dieron, decirle al pueblo de Pasco: “No devolveremos el dinero, el presupuesto de los hospitales está garantizado”.

Importante saberlo, importante escucharlo de boca de la máxima autoridad regional, importante que esta nueva costumbre no se pierda, pero (siempre hay uno) la población también quiere escuchar su defensa, o por último, su versión de otros temas igual de importantes: las denuncias, las irregularidades, los hechos sin esclarecer también debieron ser abordados en esta ocasión.

Hay que felicitar la iniciativa, en una cuestionable tradición de hermetismo y secretismo, la que ha caracterizado a las últimas gestiones, es de reconocer el esfuerzo, más aun teniendo en cuenta el carácter, las limitaciones comunicacionales y el estilo directo y exigente de nuestra máxima autoridad.

Sin duda el hecho de que la población oiga su voz, su opinión y su sentir, permite un acercamiento vital para la gestión regional, esperamos que no sea solo por cierre de año, y que por el contrario en el último tramo de gestión tengamos a un “Chirigallo” más cantador, incluso solicitando las disculpas a quienes intentar bajárselo de la máxima instancia regional de Pasco.