A propósito de la celebración del Día de la Canción Criolla, el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) exhorta  a los ciudadanos a respetar los derechos de los autores, compositores, artistas y productores musicales, adquiriendo obras musicales legales y no las versiones pirata que se ofrecen en el mercado informal y que dañan a la industria musical.

La institución, a través de la Dirección de Derecho de Autor, precisa que la venta informal de música dañan a la industria y atenta contra la creatividad de los autores y compositores, debido a que las ventas ilícitas de sus obras afectan su principal ingreso económico que deriva de las regalías, precisamente provenientes de las ventas de sus creaciones.

Las regalías sirven de incentivo  para seguir creando canciones para que los intérpretes y directores de orquestas puedan seguir difundiéndolas e interpretándolas en sus respectivas presentaciones, y así beneficiarse todos económicamente con este arte.

Asimismo, la DDA señala que la piratería es una infracción administrativa que se sanciona con multas de hasta de 180 UIT (unidades impositivas tributarias) por parte del Indecopi; pero además, constituye un delito previsto en el Código Penal con condenas de  hasta 8 años de pena privativa de la libertad.

Por tal razón, se reitera a los ciudadanos disfrutar de la música peruana,  adquiriéndola de manera legal a través de los distintos canales de distribución implementados para lograr dicho objetivo (comprando originales o a través de descargas de páginas autorizadas de Internet). 

Precisamente, el destacado exponente de la música criolla, ‘Eduardo del Perú’, resalta la importancia de registrar las obras musicales: http://bit.ly/2gX0M3v 

Asimismo  Alfredo Aguirre, director musical de los ‘Hermanos Aguirre’, destaca la necesidad de que los intérpretes y compositores conozcan sobre el derecho de autor, en el siguiente enlace: http://bit.ly/2igcyCJ

De esta forma, la institución promover entre los sectores creativos, las herramientas de protección de la propiedad intelectual, como motor del desarrollo económico del país. Al mismo tiempo, continuará promoviendo una cultura de respeto al Derecho de Autor,  fuente de trabajo de creadores y artistas nacionales y medio de expresión de nuestra identidad cultural.