El Alipio Ponce contra todo logró clasificar a la fase nacional de la copa Perú; definitivamente no le fue fácil, tuvo que lidiar principalmente con el árbitro Darwin Rojas, pues fue vergonzosa su actuación ante más de 2 mil asistentes al estadio DAC; el tope se inició con toda normalidad a las 3:05 p m; el Millenium trato por todos los medios aprisionar a su rival, sin embargo encontró una saga policial bien constituida, a los 38’ un craso error defensivo ocasiona una arremetida policial, Jonathan Marcelo de soberbio tiro incrusta el balón al arco canario enmudeciendo al estadio; ahora tenían que hacer 3 goles para cambiar la historia; a los 48’ Ramiro Moscoso sorprende al árbitro y jugadores del Alipio, cuando se preparan para el cobro de un tiro libre, habilitó el balón a David Ramos y este lo incrustó la arco de John Matías, Darwin Rojas validó el gol del empate ante la protesta de los policías; ahí se produce una trifulca.

Antes de iniciarse el segundo tiempo, Darwin Rojas llama y expulsa con roja directa a Jonathan Huacchillo y muestra la amarilla a Luis Cabanillas, cuando debió expulsar a los dos por mutua agresión, que tal injusticia que todo el estadio murmuró; esto malogró el accionar del Alipio, prácticamente le cedió el partido al Millenium; lo toches desorientados solo atinaron a defenderse, incluso el árbitro siguió confabulándose con los toches, castigaba una minima falta a favor del Millenium arrinconando al cuadro policial; sin embargo los toches se dieron maña para llegar al arco rival, en un pasaje José Requiz solo frente al arco entrego el balón al arquero; a los 40’ Franco Hermitaño consigue el  ansiado 2 a 1; ante el aliento de su fanaticada se van con todo en busca del tercer gol que lo clasificaría, esta no pudo llegar, a pesar que el árbitro hizo jugar 7 minutos de mas, los toches se defendieron heroicamente, el final fue 2 a 1.

A la salida del estadio todos se preguntaban ¿A quién o a quienes habrá perjudicado la eliminación del Millenium? ¿De quién era la intensión de eliminar a como dé lugar al Alipio? He aquí la terna que nunca se deben olvidar los pasqueños: Darwin Rojas, Antonio Carhuaricra y Francisco Quispe.