“Comité de Damas del Congreso de la República prosigue con su labor social”

Con sorpresa y júbilo, niños víctimas de violencia familiar, moral y sexual recibieron el jueves 3 alimentos y juguetes del Comité de Damas que preside Cecilia Salgado, en su último mes de gestión al frente de lo que constituye el brazo social del Congreso de la República, atendiendo en forma silenciosa los casos más dolorosos de la población.

La visita, una de las más de cien realizadas en los pueblos más pobres de Lima y del país, se realizó esta vez en el Hogar “Papa Francisco” de Ventanilla, que dirige el sacerdote Enrique Manuel Valera Acha, secundado por el rwandés Christophe Ntaganzwa. Hasta allí llegaron también las damas Patricia Álvarez de Del Águila, Yolanda Arenas de Palomino y el equipo administrativo de la entidad.

En el albergue tienen techo, alimentación y educación 20 niñas víctimas de violencia familiar, abandono y ataques sexuales, derivados por la fiscalía y el Ministerio de la Mujer, provenientes de los distritos de Comas, Villa María del Triunfo, Rímac, Cañete y Chachapoyas. tienen techo, alimentación y educación.

Los sacerdotes indicaron que solo logran este gran cometido con ayuda solidaria de algunos sectores como el del Comité de Damas del Congreso que respondió de inmediato al pedido, lo que no siempre les sucede.

“No hay recursos y las necesidades son mayores. Niños del entorno en el distrito chalaco, en estado de pobreza extrema, son atendidos también en el comedor del establecimiento protector y luego los retornan a sus hogares”, dijo con preocupación Valera Acha.

La alegría llegó a los niños cuando las visitantes empezaron a distribuir los regalos entre pelotas, muñecas, rompecabezas, globos, y otros. Lo mismo ocurrió con las madres voluntarias que preparan los alimentos al recibir las provisiones.

TRABAJO SILENCIOSO

Cecilia Salgado se manifestó conmovida por la situación de los menores y los pocos recursos que manejan sus protectores a los que saludó por el trabajo sacrificado y silencioso que realizan.

Trabajo similar al que realiza el Comité de Damas, conformado por las esposas de los parlamentarios y familiares directos, el que los representan en diferentes lugares del país. En el presente año han sido 41 mil las personas beneficiadas.

“Es un trabajo diario por  las personas que sufren enfermedades, problemas de  salud, educación y hasta legales. Próximamente viajaremos a Puno, uno de los 15 departamentos que hemos asistido, llevando esta vez más de dos mil frazadas para afrontar el friaje”, dijo.

Una de las donaciones más importantes que han realizado es la entrega de dos kits al Hospital del Niño, valorizados en 32 mil soles, para la investigación de enfermedades genéticas a fin de evitar embarazos con consecuencias funestas.

“Trabajamos como hormiguitas y recibimos aportes de un grupo de congresistas que lo hacen de manera desinteresada y voluntaria. El Congreso nos ayuda facilitándonos para el reciclaje de papel y plásticos que vendemos para obtener recursos. Con esos fondos ayudamos a los más necesitados”, indicó.

TRANSPARENCIA

La presidenta del Comité, quien es Administradora de Negocios Internacionales con una maestría en Gerencia de Negocios,  sostiene que para evitar cualquier suspicacia, se ha implementado durante su gestión un sistema de veeduría y de auditoría para dar transparencia al proceso de venta de reciclaje.

Indicó que, además de la venta de material reciclado, se han organizado diversas actividades durante el año como la navidad, inicio de clases escolares, días de la Madre, del Padre y de la Mujer “aunque por los niños estamos en campaña todo el año, porque este sector, junto al de los ancianos, son nuestros focos de atención”.

DEDICACIÓN

El trabajo por los más vulnerables y caídos en desgracia, requiere estar a tiempo completo “, afirmó Salgado Rubianes, quien agradece a Dios y a su hermana Luz, past presidenta del Congreso, por la oportunidad de hacer un paréntesis en su vida y acceder a esta actividad que es de una gran riqueza espiritual.

Cecilia Salgado indicó que deja a su sucesora en el cargo, la esposa del presidente Luis Galarreta, un comité  con manuales de organización y funciones y un equipo administrativo humano identificado con los objetivos del Comité.

“Estoy feliz, pero a la vez triste, porque me acostumbré a salir a visitar y llevar ayuda a los pueblos”, expresó, aunque está segura que continuará trabajando como asociada en representación de su hermana.

GRACIAS

“Quién nos da las gracias por nuestra labor?, la sonrisa de un niño, la mano amiga de un anciano y los ojos llorosos de una persona que recibió medicinas o una silla de ruedas que no le dio ninguna otra institución”, responde Cecilia Salgado ante una pregunta sobre qué siente al término de su labor. (MED)