El congresista Hernando Cevallos anunció que en su calidad de presidente de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social del Congreso de la República, ofició al Ministro de Agricultura y Riego, José Manuel Hernández, a fin de expresarle su preocupación respecto a la situación laboral de un importante número de servidores de su sector.

 

Cevallos dijo haber sido informado que un número superior a los 200 trabajadores de ese portafolio han sido notificados que no se les renovará sus contratos CAS que mantenían por espacio de, en muchos casos, hasta 10 años, sin haber sido siquiera evaluados. “Se trata de personal con muchos años de trabajo, técnicos calificados, profesionales ingenieros y de otras especialidades que, definitivamente, colocarán en riesgo el funcionamiento de importantes áreas de ese ministerio”, refirió el legislador.

Por ello, mostró su esperanza de que la reunión entre el Secretario General del ministerio, los dirigentes del sindicato y un representante de la CGTP (Confederación General de Trabajadores del Perú), celebrada en la fecha, se haya abordado conscientemente este caso que preocupa a su Despacho.

“He sido informado que en la reunión, el alto funcionario del ministerio se ha comprometido a estudiar este caso y, a la brevedad posible, ofrecer una salida a este clima de preocupación y angustia por el que hoy atraviesan muchos trabajadores de ese ministerio”, comentó el parlamentario.  

Señala que este accionar es alarmante por cuanto vulnera el desempeño de trabajadores que vienen cubriendo plazas desde hace muchos años y que ahora, como consecuencia de la no renovación de sus contratos, deberán dejar sus puestos de trabajo sin ninguna razón aparente.

Por ello, el parlamentario piurano hizo un llamado al titular de Agricultura a fin que contribuya a la paz social que requiere nuestro país, revirtiendo esta decisión que afecta a muchos trabajadores, cabezas de familia que podrían empezar el año sin un empleo. “Una actitud de esta naturaleza, será bien valorada por los ciudadanos quienes reconocerán en su investidura no solo a un técnico y funcionario capaz, sino a una autoridad muy humana”, concluyó Cevallos.