Por: TREBOR BARZOLA EUFRACIO

Definitivamente la Federación Peruana de Fútbol canceló la copa Perú 2020, con ello quedaron truncadas las aspiraciones de más de 800 mil jugadores amateur, congregados en 1,600 ligas distritales, 250 ligas provinciales de 25 ligas departamentales del ámbito nacional; esto se da tras la decisión de la FPF de modificar el artículo 13 del reglamento de la Liga 1; en donde se establece que este año de pandemia no serán cuatro los equipos que pierdan la categoría, serán tres los que bajan, pues en la Liga 2 (segunda profesional) que pronto iniciará con su competencia, el campeón será el único que suba a primera, no tendrá baja, por consiguiente:  son 20 los equipos profesionales que a la fecha viene compitiendo, de ellos tres perderán la categoría, quedando 17 equipos, a ellos se sumará el equipo que ascienda de segunda, para que el próximo año 2021 se compita con 18 equipos profesionales.

Ciertamente las condiciones no estaban facilitadas para dar luz verde a la copa Perú, el número de contagiados por el corona virus en el interior del país, los escasos recursos económicos e infraestructura de los clubes hizo que lo dejaran de lado; pues el certamen del futbol macho peruano mueve a casi todo el Perú durante todo un año, de enero a diciembre; los sufridos dirigentes no descansaban, entusiasmados empeñaban hasta los calzoncillos para solventar sus gastos, la cosa empezaba a partir de la etapa distrital, desde donde los mandamases del futbol empezaban hacer su agosto; cobraban hasta del aire que se respiraba, prácticamente los dirigentes de los clubes mantenían a los amos y señores del futbol de las Ligas Provinciales y mayormente las 25 Ligas Departamentales del Perú; estando imbuida la más cuestionada Liga de Pasco. 

Sin embargo la frase “No hay mal que por bien no venga” dio en el clavo, pues la pandemia del corona virus hizo que esta vez los sufridos dirigentes dejaran de gastar sus peculios, irónicamente satisfacción para ellos, pues saquen su cuenta señores: en el ámbito de la provincia de Pasco que está conformada por 13 distritos, existen  26 ligas distritales, cada liga lo conforma 10 clubes, sumando en total 260 clubes, por consiguiente se calcula que son aproximadamente más de 5 mil doscientos los futbolistas que accionan el balón cada año; siendo incalculable los gastos que hace cada club, que abonan por todo concepto; y que decir cuando un club clasifica a la fase nacional, ahí es donde se mueven miles de soles; (ojo este cálculo solo respecta a la provincia de Pasco).

En la fase nacional entra a tallar la propia Federación Peruana de Futbol; a rio revuelto ganancia de pescadores; pues los desembolsos mayores se hacen a la FPF, entre otros conceptos se paga el derecho de inscripción y el pago de garantía de ocho mil soles por club,  esto con cargo a devolver al termino del certamen; sin embargo todo es perro muerto, como lo hicieron a la Asociación de Residentes de Yanacocha en Lima; ellos a manera de colaborar con el club de su terruño “San Juan de Yanacocha”, aparte de pagar otros conceptos, pagaron la garantía, a la fecha la FPF no les devuelve; se tiraron los 8 mil soles; según el dirigente Alfonzo Espinoza Leandro, hicieron todos los tramites documentarios para la devolución y nada, a la fecha ya no los atienden ni los contestan cuando llaman por teléfono, prácticamente los han cansado. Así es el proceder de la Federación Peruana de Fútbol cuando se trata de dinero; el ente rector del futbol en el Perú lo administra un cuestionado y corrupto directorio, que esta investigado y denunciado por la reventa de entradas durante las eliminatorias para el mundial de futbol 2018, donde negociaron más de un millón de soles; este caso lo ventila la fiscalía y el poder judicial, todo el directorio está involucrado; Continuaremos con más detalles de  la copa Perú y de los intocables del Futbol; Atentos a la jugada.