Catastrófica fue la caída del Atlético San Agustín de Huaychao, con resultado sin precedentes en la copa Perú, fue apabullado por 10 goles 0 por el Defensor Laure Sur en partido desarrollado en el estadio Rómulo Shaw de Chancay; definitivamente los 5 jugadores expulsados en el tope del miércoles 19 ante el Municipal fue determinante; sin Paul Vidal, Giancarlo Tataje, Klissman Bravo, Fernando Coronado y Julio Salazar, fueron presa fácil para su rival; el arquero Miguel Bernabé nada pudo hacer ante el vendaval chancayano, impotente recogió 10 veces el balón de su arco.

Toda esta debacle son las consecuencias de la improvisación de los dirigentes del ASA, principalmente de su presidente el señor Héctor Cristóbal, quien pensó que la plata todo lo hacía; pues lo utilizó con la LPFP en la “Copa Vigencia de Poder”, lo bautizamos con ese nombre a la fase provincial de la copa Perú, pues ahí se administró incorrectamente el futbol, cualquier equipo ya muerto para el certamen resucitaba con su vigencia de poder de la  SUNARP; así el ASA llegó a la etapa departamental; en esta fase también hizo mismo, cuando ya estaba eliminado, nada tenía que hacer, sacó la carta mago la manga, reclamo contra San Pedro de Yanacocha, club que ya se alistaba para intervenir en la fase nacional por Pasco; antojadizamente lo sacaron de la copa por tener vencida su vigencia de poder; en esos días muchos se preguntaban ¿Cuánto le habrá costado ese testimonio?, pues así nomás nadie se entera; en la fase nacional le dieron de su propia medicina, a llorar a la laguna de Patarcocha.