En el transcurrir cotidiano nos encontramos con Enedino Callupe Cornejo otrora gran futbolista pasqueño; quien mortificado nos refiere “Copa toro por aquí, copa toro por allá, fustal por el costado y futsal por el medio”, un sin número de propaganda de campeonatos que ofrecen el oro y el moro a nuestros jóvenes pasqueños, estos muchachos ahí si destacan, hacen maravillas con el balón, se sienten cracks, son goleadores etc. etc., sin embargo cuando llegan a cancha grande dan pena, no convencen, simplemente no pasa nada con ellos; es la expresión del Chino Callupe legendario futbolista amateurs quien fuera ovacionado en la gran comparsa de celebración de las Bodas de Diamante del Colegio Daniel Alcides Carrión.

Y es que el Chino Callupe seguirá por siempre recordado y estimado por su proeza en el futbol pasqueño; pues en los años del 60 al 73 defendió los colores de la selección de Pasco y del glorioso Estudiantil Carrión en pleno auge futbolístico; logró competir dos finales de la copa Perú en el estadio nacional y una semi final en el norte del Perú; he aquí un poco de historia de sus innatas cualidades con el balón; fue un puntero netamente zurdo, veloz y quimboso a la vez, durante su vida futbolera logró anotar 7 goles olímpicos (de tiro de esquina); recuerda y admira al jugador Walter Daga del Sport Boys del Callao; además nunca olvida aquel golazo de media cancha que le anoto al José Gálvez de Chimbote en plena copa Perú de 1968, esto en el antiguo estadio Municipal de Cerro de Pasco; para muestra basta un botón.

Por toda su trayectoria futbolística se le rememora al “chino”, pues aún lo tenemos en Cerro de Pasco a pesar de sus 76 años; para despedirnos Enedino suplica a las autoridades pasqueñas en recordarse de sus compañeros de aquel entonces, quienes defendieron con honor y valentía a su terruño; se despide arengando a todos los técnicos del futbol, que influyan en sus alumnos en practicar el futbol completo, en cancha grande, que nuestros jóvenes no se pierdan en el fulbito, así como en el full vaso.