Definitivamente una vez más los aficionados pasqueños fueron burlados por la LPFP, los dos tope de la liguilla final no se jugó; lo anunciaron entre bombos y platillos, sin embargo por negligencia no solicitaron las garantías correspondientes ante la Prefectura de Pasco, mas fue por mezquindad, pues no les dio la gana de pagar 300 soles, para cumplir con una de las normas de la ONAGI e iniciar los sencillos trámites para que el espectáculo deportivo obtenga toda la garantía; incluso el propio Prefecto de Pasco John Torres en medios radiales refirió que, les había ofrecido todo el apoyo, solo tenían que iniciar los trámites; Torres se refirió a lo acontecido en el estadio de Ninacaca entre Deportivo Jampi y Unión Socorro, lo que se trata acá es  evitar toda violencia en el futbol, acotó.

Por fuentes dignos de crédito, se conoce que en la LPFP quien hace y deshace a su antojo es el señor Walter Díaz Alvino, director de técnica deportiva; Jesús Rojas Flores es un monigote, finge de presidente; por todo lo ocurrido al sufrido aficionado pasqueño se les ha esfumado una linda tarde de sol y futbol; los culpables ni siquiera se han dignado en ofrecer unas disculpas; gran cantidad que no sabían del caso regresaban del estadio indignados por la burla,  se vaticinaba una fiesta a estadio DAC lleno; ahora que no se quejen cuando bajen sus ingresos, indicaron. Ahora se dice que la primera fecha de la liguilla se jugara recién el jueves 29, toda vez que obtengan el permiso de la ONAGI.