Por Roberto Carlos QUINTANA VILLAVICENCIO

Lic.  en Filosofía y CCSS

No sé si a ustedes les pasa, pero yo extraño a las exautoridades municipales, regionales hasta de centro poblado y dirigentes sociales.

Sé que la pandemia del COVID 19 ha hecho que nos refugiemos, nos guardemos físicamente; sin embargo, el mundo virtual ofrece un rollo de posibilidades a “peor es nada”.

La ineficiente administración sin obras de impacto de Pedro Ubaldo hace extrañar al fallecido Teódulo Quispe Huertas con su obra del Hospital “Carrión”, el agua potable, y otras que a punta de “ajo y carajo” logro hacerlas realidad, no es que exijamos que en personalidad sean iguales o que nos guste la idea del trato del “capataz minero antiguo” pero lo hizo mejor.

Falta que el gobernador nos diga ¿cuáles son sus eminentes obras que pretende culminar?, ¿asfaltado de las carreteras de conexión regional?, ¿algún hospital pronto?, ¿proyecto integral del agua por fin terminado? definitivamente se extraña a los ex.

Se le extraña a Rudy Callupe, y el culpable es nuestro burgomaestre Marco de la Cruz. Rudy con sus gestos toreaba los errores, con su “mamita” o “papito” lograba catarsis en la gente, no hubo obra de impacto, pero si desempeño social más efectivo. Algunos funcionarios del alcalde actual hacen todo lo posible para sacarse “el ancho” por la gestión como el Serenazgo, desarrollo social, educación, cultura, no obstante, se les niega presupuesto, reducen personal, los ahogan, mientras las áreas que les da peyorativos resultados son confirmadas y si cambian traen a foráneos ignaros de nuestro acervo y bagaje social.

Si se le compara con Arias Vicuña, César Córdova, Celso Curí, Oswaldo de la Cruz, Valentín López, Tito Valle, Jhoni Ventura el “full chamba” en verdad hay leguas de distancia de hacer el bien y hacer obras para la ciudad.

Pablo Valentín hace extrañar a Zumel Trujillo Bravo. El alcalde de Rancas no suena, no vibra, no hace presencia, se entiende por el tema del COVID 19 que se guarde y no aparezca pero para eso están sus técnicos, su equipo de gestión, sin embargo a la fecha hace extrañar a Zumel con su  pelotón 58, las marchas por el tema ambiental ( gracias a Jaime Silva) , los logros en cientos de millones, y con eso  obras y chamba que generó ,  es sin duda  con lo que hoy nos muestra el catedrático alcalde distinto  , Zumel tuvo sus errores y muy crasos tanto políticamente y de persona ni que decir, pero cuando se aplica la balanza de la efectividad sale ganando no solo Zumel, el anterior a él:  Rudy Callupe, Valentín López, Robert Robles,  en fin. Aquí también se extraña a los ex.

Dónde no se extraña mucho, en Yanacancha donde Omar Raraz está en todas, desde poner pistas y veredas hasta entregar el primer estudio monográfico de recopilación y compilación de nuestra danza de la Chunguinada al comité que impulsa su reconocimiento como patrimonio cultural.

No se extraña mucho en Santa Ana de Tusi, donde Cayo Condezo ha inaugurado su gran estadio de fútbol   y proyecta el asfaltado de carreteras de su distrito. Tampoco en Paucartambo extrañan a su ex, ya que el actual Pomachagua está arrasando en obras, pero hay que prevenirse de las agramizas.

Se extraña a las ex autoridades definitivamente. A cuidarse del COVID 19 que la segunda ola y la variante ya están en Pasco.