Por Roberto Carlos QUINTANA VILLAVICENCIO

Lic. en Filosofía y CCSS

Cuando en diciembre del 2020 el gobernador pasqueño anunció que habría cambios en la administración regional para este 2021, llegado esta fecha y conociendo las permutas realizadas, concluimos que esas variaciones no son reveladoras, si tienes a la misma gente entonces obtendrás el mismo resultado e incluso menos ya que al tercer año de gestión ya hay desgaste y cada funcionario ya va pensando a quien apostarle el 2022.

Un gerente general que dedicara este 2021 a construir su base electoral en la región Junín, esta actividad le tomará más tiempo y demandará más esfuerzo, Junín por ser región con más población y provincias merece su tiempo total pero el gerente regional a la vez de construir su base electoral se dedicará a seguir regentando la región Pasco ¿podrá?, se le aconseja dejar el cargo y dedicarse a su campaña en Junín, porque si en la última elección quedaste 3er. puesto  obteniendo más de 92 mil votos, pues si quieres  pasar a segunda vuelta y estando aquí como gerente pues tus competidores Cesar Combina y Mauricio Vila te estarán sacando muchos puntos de ventaja.

No hay cambios en la región en su equipo técnico, se deduce entonces que la administración seguirá deficiente con indicadores más de buen marketing mediático ya que cuenta con espacios contratados en modo publi reportaje en la prensa regional cubierta en un 80 % , pero de frustración colectiva real que no es sentida por el gobernador ni su entorno técnico - político; hace tiempo que ya no pisan tierra ni tocan suelo; el gobernador ya hizo lo que pudo, ya llego a su techo, es el límite banal de la política pasqueña, llega cansado y quizás ya hastiado, tedioso y soporífero al tercer año.

Cuando llegue a su 4to año, se acomodará al mejor candidato regional y será postulante a ser alcalde en su Oxapampa querido, su fundo, su cacicazgo, su “marka”, allí acabara y pocos se acordarán ya que exiguas obras, hechos imprecisos, solo primeras piedras.

Las comparaciones son necesarias: ¿superará el gobernador regional a su antecesor? Porque ese siempre es la meta, descollar a la administración anterior, tal como va en dos años, no le alcanza, faltan dos años más, desgastado y sin baterías, con un comité de revocatoria recogiendo firmas en cada distrito, con un gerente regional dedicado a su campaña en Junín, ¿lograra ser mejor que Chirigallo?

Puedo deducir algunas respuestas de él porque es así el gobernador, la primera es que no le importa, así como no le ataño hacer el risible con su licencia al inicio de la pandemia y luego al ser el único recuperado del virus en días; lo otro es que: él quiere, tiene ganas, pero no le hacen caso, y la agenda de cogobernar con el lado oscuro y quizás mafioso gana y determina ese mando.

No veo en el futuro cercano ni lejano una dialéctica en el modo de administrar el gobierno regional, no hay rumbo, no hay meta clara, es un gobierno zombie, que solo se dedica a morder y contagiar su desgano, su insaboro entusiasmo y apática actitud en intentar ser mejor gobierno.

 

Fotografía: Calle Junín ,Rockovich y Ninacaca, ciudad de Cerro de Pasco.