Por Roberto Carlos QUINTANA VILLAVICENCIO

Lic. en filosofía y CCSS

De inicio veremos desfilar por los medios de prensa radiales, televisivos y redes sociales a los más de 68 candidatos al congreso de la república por Pasco en busca de obtener tu voto, pero como siempre con la fórmula de la cifra repartidora no entraran a ser nuestros representantes los más votados sino quienes que por sus partidos logren mayor votación electoral regional y nacional.

Enfrentamos ya un rebrote del covid 19 que alcanzara mayores números de contagios y aumento de la tasa de letalidad, sumado a ello que las vacunas no podrán llegar al país, peor a la región para afrontar la pandemia, eso hará posible que la población pueda nuevamente recogerse, guardarse, cuidarse.

Las clases remotas o virtuales continuaran en la educación básica pública y privada en los niveles de educación inicial, primaria y secundaria, en los centros de formación superior universitaria e industrial serán semipresenciales, a pesar del optimismo del MINEDU y especialistas de que en algún momento del año pueda volverse a presencial sin embargo mientras no hay vacuna no hay vuelta a clases presenciales.

Los negocios serán buenos o malos según el rubro, la gente optará invertir y gastar en salud, alimentos, ropa anticovid 19, calzados, poco gasto en viajes, entretenimiento, discotecas, y centros de diversión social masivos seguirán sin abrir todo este año, los paseos turísticos a zonas rurales o de campo abierto tendrán más opción a levantarse y ofrecer una alternativa saludable en la naturaleza.

Las iglesias y templos seguirán atendiendo con aforo limitado, las misas y cultos virtuales seguirán usando zoom o meet, y sería bueno que para las ofrendas y diezmos utilicen yape, culqui, pay pal, PayU, entre otros “no solo de pan vive el hombre”, o mejor “todo obrero del señor merece su salario”. Las personas volverán al redil y a la grey porque siempre es bueno las pandemias para que la gente vuelva su mirada a Dios.

Las industrias extractivas de las cuales dependemos como región seguirán operando haciendo mas rigurosos sus controles de bioseguridad, una idea de renegociar pactos y/o convenios de parte de las comunidades en un escenario pandémico no es muy rentable para ambas partes,

Los gobiernos locales y más aún la administración regional tienen que contar con un equipo técnico eficiente para abrir el caño de las inversiones para que a sus pobladores les llegue dinero en efectivo y puedan afrontar la pandemia en su segundo año, de manera adecuada.

Tendremos otro año jodido, porque si bien el 2020 nos pegó el COVID 19 y se afrontó con los escasos conocimientos que se tenían de como preservarse y sobrevivimos de lo recogido en impuestos del 2019, pues este año será doble el golpe, ya que no hay plata en el presupuesto del Estado y lo recogido en impuestos del 2020 es negativo que no hay mucho como país este 2021, así que los optimistas que se vayan a la mierda y todos a pisar tierra, ser neopositivistas es lo que nos queda, soñar mejores tiempos pero con los pies en el suelo.