Lic. Ángel Ricra López

Con la equivocada elección de Fujimori para la conducción del país en el año 90, fue la pandemia que llegó a nuestra patria  y que nos empujó al abismo ,mostrando un rostro maquillado como el de subirse a un tractor agrícola y abanderarse con la frase de Honradez, Tecnología que a millones de peruanos nos infectó este mal, no estuvimos preparados, no teníamos el antídoto para responder porque los otros candidatos no demostraban la confianza que los peruanos exigíamos, así como ahora lo estamos viendo de todo el show que protagonizan.

La corrupción gestada por Fujimori y todo su grupo de asaltantes destruyeron al país, pandemia que se extendió a todo el territorio nacional, ahí se han ido mutando nuevos rostros que utilizando el cliché de calmantes de la pobreza con regalos basura que entregaban a poblaciones en extrema pobreza alimentaron su poder económico, obras con costos elevados que en poco tiempo se desmoronaban, vendieron y se adueñaron de territorios estratégicos económicamente como en nuestra amazonia, en la costa y por supuesto en el eje central que es Lima para articular y controlar políticamente un poder que el pueblo hasta hoy no olvida.

Los sucesos ocurridos últimamente, es el reflejo que a portas de celebrar los 200 años de la falsa declaratoria de la independencia del país no se logró combatir el desempleo, la desnutrición, la desigualdad, crisis agropecuaria, sin conectividad tecnológica con la educación, no se logró solucionar la dotación del agua potable a poblaciones del ámbito rural un ejemplo claro tenemos  a pobladores de la ciudad más alta del mundo Cerro de Pasco, no cuentan con el servicio de agua potable, es increíble ,el promedio de vida es desastroso, el ciudadano pasqueño se jubilara atrincherado con muchos males y pandemias sociales que los mutantes de la pandemia fujimorista siguen todavía respirando, se ungieron como autoridades para seguir saqueando los recursos económicos de la región, de las municipalidades, claro utilizando nombres de otros partidos y movimientos políticos ¡que desastre!

Cuando el orden jurídico no especifica la sanción correcta para castigar las pandemias sociales que asaltan las instituciones públicas, es porque el creador de esta pandemia manipulo el ADN de la Constitución Política de 1979, modificada por la constitución de 1993. Es hora de ponerle una vacuna que pueda sanar y prevenir del desastre económico, político y social que estamos atravesando, entonces urge acciones practicas con decisión sin mariconadas como lo están haciendo los actuales congresistas sanchopansistas, ellos tienen la iniciativa de proponer la reforma de la Constitución del 1993, necesita de su tratamiento para curarla de todos los males que nos está causando.

Las hermosas propagandas, los comentarios interesantes, la gastronomía, nuevas canticos al país no es la solución para lograr la unidad que muchos hablan y se lucen que así vamos llegar al bicentenario sin antes de combatir las pandemias del 90 y las actuales que aquejan nuestra salud, entonces es simplemente una ilusión hablar del bicentenario.  La generación del bicentenario ya dio su mensaje, está muy claro y están esperando que desde el congreso, los sanchopansistas  promuevan la reforma de la Constitución y exijan a su vecino Quijote para que cumpla y respete la verdadera democracia y pedido del pueblo peruano.