Por. César Augusto MEZA ANDAMAYO (*)

 Los momentos actuales, de constantes cambios que pasan en el mundo y por consiguiente las organizaciones, el profesional de la administración se convierte en un protagonista importante cuyo deber es coadyuvar a desarrollar e implementar la eficiencia y la eficacia, aspectos fundamentales que van a permitir que una organización sea cada vez más competitiva.

Hoy 14 de febrero se celebra un aniversario más del “Día del Licenciado en Administración”, por ello, considero importante destacar que por Decreto Ley Nª 22087 del 14 de febrero del año 1978, se crea el Colegio de Licenciados en Administración del Perú.

Trayendo a la memoria la dilectas expresiones de uno de los máximos representantes de la Administración de nuestros tiempos, como es Peter Drucker quien afirmaba “que no existen países desarrollados, ni países subdesarrollados sino simplemente países que saben administrar los recursos y tecnologías disponibles y potenciales, y países que todavía no saben administrarlos”. Es decir, existen países bien administrados y países mal administrados, y, por ello, son éstos últimos los que padecen los más graves problemas económicos, políticos, sociales y culturales, los cuales necesariamente se ven reflejados en bajos índices de calidad de vida de sus habitantes.

Vivimos en un mundo globalizado y somos conscientes que existen técnicas, principios y teorías de la Administración que han ido cambiando y que tienen que adaptarse a las exigencias de estos nuevos tiempos. En consecuencia, los Licenciados en Administración asumimos un reto de hacer frente al cáncer de la corrupción que cada día viene carcomiendo las instituciones públicas a la hora de formar parte de los diferentes niveles gerenciales que tiene una organización porque, de alguna manera, de nosotros depende el éxito o fracaso de la misma.

Como miembro del Colegio de Licenciados  de Pasco modestamente hago una invocación a los colegas de otras carreras profesionales que se desempeñan como  funcionarios y/o autoridades de instituciones públicas o privadas, es que,  vean en las Ciencia Administrativa como una herramienta de apoyo en su gestión y que tengan toda la predisposición de seguir fortaleciendo sus capacidades y estén dispuestos a seguir estudiando y actualizándose con Diplomados, una Maestría  o un Doctorado  en Administración para que su gestión no fracase y puedan lograr el éxito esperado.

Hay que recalcar que nuestra patria y, en especial nuestra Región, Necesitamos en la hora presente de organizaciones que adopten técnicas avanzadas de administración que conduzcan no solo a su óptimo desarrollo, sino también, y fundamentalmente, a la realización humana integral de las personas que la componen y de la sociedad de la que forman parte. Las organizaciones éticas, fundamentalmente en valores, serán las que logren sobrevivir. Hoy más que nunca, la ética se convierte en la estrategia competitiva de las organizaciones y esto deben tenerlo en cuenta los empresarios, directivos, funcionarios y demás personas relacionadas con la actividad organizacional.

Finalmente no debemos entender la administración como un sistema de control o supervisión, sino como un espacio dinámico de colaboración, ayuda y compartir responsabilidades, económicas, sociales, ambientales entre quienes nos desempeñamos en las diferentes organizaciones y en este día tan significativo hago votos por que las humanidades prevalezcan en esta vorágine tecnológica.

(*)  Registro CLAD N° 3807

(*) Registo   FPP    N° 6493