Buen día, quien le escribe desarrolla sus labores diarias como taxista entre los distritos de Chaupimarca y Yanacancha, la razón es porque al parecer a nadie le interesa el incremento de la delincuencia, la drogadicción y la violencia en nuestra Ciudad. En nuestra labor diaria podemos observar que ahora es peligroso caminar por las calles de la nueva ciudad de San Juan, en especial por Crespo y Castillo, Ramón Castilla, 6 de diciembre, ya que por estos lugares durante todo el día transitan personas en estado de ebriedad, drogadictos y delincuentes, todo ello gracias a los antros y en especial al negocio de moda que son las licorerías, estos negocios atienden las 24 horas del día, y no es porque los cerreños tengan por costumbre el comprar una buena botella para celebrar,  lo real es que estos negocios atendidos por inescrupulosos, le venden licor barato a quien pueda pagarlo; menores de edad, estudiantes universitarios, delincuentes, todos compran ese trago conocido como “LC” y similares. Durante todo el día es un desfile de borrachos y drogadictos cargando botellas muy grandes similares a gaseosas de tres litros con los cuales buscan un lugar en las calles para consumirlos, algunos incluso llegan en mototaxis, automóviles y se estacionan en frente de los locales a la vista de todos.

En horas de la noche inician las peleas y los asaltos a cuanta persona camine por estos lugares, grupos de delincuentes borrachos a falta de dinero buscan arrancar celulares y cuanta cosa puedan robar a transeúntes y negocios vecinos para cambiarlos por licor en los mencionados negocios, donde al parecer aceptan cosas como medio de pago. Es curiosos que en este último mes que me encuentro en la Ciudad he visto como cada semana se abre una nueva licorería, en el jirón Crespo y Castillo y Ramón castilla, Av. 6 de diciembre se puede encontrar uno cada dos casas, ya están a punto de rodear en su totalidad a la I.E. “José Antonio Encinas Franco”. En nuestra labor de transporte interdistrital he tenido la oportunidad de hacerle una carrera algunos jóvenes de las discotecas alrededor los cuales siempre mencionan que pueden comprar de todo en las licorerías incluso drogas. Al parecer en la municipalidad distrital de Yanacancha están regalando las licencias de funcionamiento o al Alcalde Econ. Omar Raraz Pascual no le interesa esta parte de la Ciudad porque no transita por aquí, porque además ya no es un secreto que pronto dos discotecas (una frente a la I. E. “Encinas Franco y otra al costado del otro antro de perdición llamado discoteca “katedral” además de  otros tantos bares van a abrir sus puertas, es lamentable parece que una vez más nos equivocamos al elegir autoridades.

Otro antro que al parecer las autoridades no notan o no quieren notar , es el local conocido como “el lobo” donde es de lo peor, ya que es un antro para delincuentes de todas partes de la Ciudad, y que no tiene horario de atención porque atiende desde la tarde hasta horas de la mañana,  ahí las peleas son diarias en la madrugada, siempre terminan con heridos y cortados, en la mañana hay sangre en el suelo por todos lados, además estos delincuentes salen a robar y atacar con violencia a los transeúntes, cuando a veces el Serenazgo o la policía llegan al lugar no encuentran a nadie, porque los delincuentes son apoyados por los taxistas que lo suben a sus unidades de transporte y los ayudan a escapar, la mayoría de delincuentes al parecer serían de Paragsha y los taxistas que los ayudan a escapar también son de ahí. Al parecer los dueños de estos antros tienen mucha influencia o poder sobre las autoridades, ya que se encuentran frente a instituciones educativas, atienden a menores de edad hasta la hora que les da la gana, no tienen personal de seguridad y quién sabe si tendrán licencia, en especial este antro, ya que de la noche a la mañana se transformó de un restaurant a un bar de mala muerte que siempre está lleno de ladrones y delincuentes. Quizás los dueños sean familiares de quienes ocupan algún cargo de autoridad o contribuyan a las campañas políticas de los alcaldes y autoridades por eso les dejan hacer lo que quieren. Otra cosa que no notan nuestras autoridades es la cantidad de niños drogados que deambulan por la ciudad, parece que para ellos es fácil comprar ese pegamento industrial conocido como “terokal” en cualquier ferretería sin el menor control, estos niños y jóvenes después también salen a robar y atacar a las personas, son un peligro para los pobladores, niños, ancianos y para todos. Hace un mes un grupo de desadaptados atacaron a un compañero de trabajo y le destrozaron  el parabrisas frontal, en frente del local de la Senati. Todos los ven y estoy seguro que las autoridades también, pero nadie se atreve a detenerlos o tomar alguna acción real en bien de los pobladores, que no estamos acostumbrados a convivir con esto a diario. Por ultimo debemos de decir que los números telefónicos de seguridad ciudadana son casi imposibles de obtener o solo muy poco lo conocen, puede hacer el ejercicio de preguntarles a los pobladores a ver si alguien puede compartirlo ya que la municipalidad no la hace público y la policía no existe.

Nuestra ciudad era un lugar pacífico y ahora ante la ineptitud de las autoridades se está transformando en un lugar lleno de delincuencia y drogadictos. Le escribo porque veo en su cuenta de facebook que es el único que tiene el valor de decir las cosas como son en realidad, no como la mayoría de periodistas mermeleros que solo buscan estar bien con las autoridades para tener publicidad para sus programas y algo de dinero en los bolsillos, soy un taxista que no tuvo la fortuna de terminar desarrollar una carrera profesional  y a mis 54 años me doy cuenta de lo que pasa en la Ciudad, estoy seguro que los señores de la autoridad muy preparados en las mejores universidades han notado más de estos problemas y pueden darle solución. Le agradeceríamos que le pregunte al Alcalde Econ. Omar Raraz si tiene algún vínculo o alguna deuda con los dueños de estos negocios, para que los mencionados hagan lo que les venga en gana, y porque, no ofrece ni siquiera una acción mínima para brindar seguridad a los habitantes de esta parte de la Ciudad.

Gracias por leer mi denuncia y espero que la haga público. Marco Antonio A.P.