Autor: Jurisconsulto y Abogado: Isaac Raúl HUAMALI SANCHEZ, Ex Candidato al Congreso Nacional de la República del Perú y a Vicegobernador Regional por Pasco.

 

El ex – presidente constitucional del hermano país de Bolivia, Evo Morales, dejó de conducir los destinos del llamado “Alto Perú” como históricamente es conocido la República de Bolivia. Se vio forzado a renunciar a la Primera Magistratura del Pueblo Boliviano y a convocar a nuevas elecciones después de cerca de 14 años de permanecer presidencialmente.

Evo Morales, es caracterizado en el mundo entero, por ser el dirigente cocalero que llegó a ser el Primer Presidente Indígena, en un país de extremas contradicciones y desigualdades como el Perú. Evo Morales logró el crecimiento del PBI (Producto Bruto Interno) Boliviano y ante todo logró la conversión de un país con base constitucional a un ESTADO PLURINACIONAL, enarbolando la bandera de siete (07) colores conocido como Wiphalas.

El intelectual y analista político peruano Nelson Manrique, en la pág. 11 del diario la Republica en su artículo “Bolivia, Hora Cero” medita lo siguiente: Evo Morales optó en cambio por cambiar las reglas del juego. Las empresas extranjeras se llevaban el 82% de las utilidades de la explotación del gas y dejaban 18% para el Estado boliviano. Morales decidió invertir la ecuación: 82% para el Estado Boliviano y 18% para las empresas extranjeras. Alan García anunció agoreramente que los capitales fugarían de Bolivia. No fue así; aun con 18% las empresas podían hacer pingues utilidades, y no retiró ni una sola. Así, pudo desplegar una política económica ejemplar: Bolivia ocupa el primer lugar en América Latina en crecimiento económico desde varios años, según el BM y el FMI. Su política social está entre las más avanzadas de la región, incluyendo jubilación para todos los bolivianos, haya o no hayan cotizado al sistema de pensiones, la mayor inversión en educación, etc.

Sabido es que, aprovechando las circunstancias violentas en Bolivia, grupos de extrema derecha están azuzando a la violencia, como Fernando Camacho, acompañados de su poder económico tan fuerte y su racismo “anticolla” contra los Aimaras y Quechuas Bolivianos. Es grave la situación dado a que se arma a la población boliviana justificando la matanza entre hermanos.

Los peruanos nos preguntamos ¿Si Evo Morales fue uno de los mejores Presidentes Latinoamericanos, porque cayó su Gobierno? Contestamos ágilmente, Evo Morales pierde su Presidencia, porque decide ir a una nueva re-re-elección y ambicionar un cuarto mandato Presidencial sin intervalos; argumentando de que no habría otro que pudiera ocupar su lugar; evidenciando que nunca trabajó en la creación de una dirección alternativa, que le reemplazara un periodo y eventualmente pudiera retornar en el siguiente periodo Presidencial.

Evo Morales, a posterior a 14 años en la presidencia de Bolivia, cae por su ambición de perpetuarse en el Poder y cayó como históricamente cayeron las dictaduras de derecha, de izquierda o de centro.

Los problemas de países latinoamericanos como Ecuador, Chile y Bolivia y no escapa el Perú está concibiendo una idea que esta mellado y hay peligros en la perspectiva de la entera Latinoamérica y hoy la Región es percibido como un espacio donde todo puede ocurrir, incluido lo peor.

Augusto Álvarez Rodrich, columnista peruano expresa: sin ser un “Milagro Boliviano”; Evo Morales tuvo una gestión económica buena y el respaldo de la Fuerzas Armadas sigue siendo factor central para la estabilidad de una Presidencia.

Los gobernantes y el pueblo peruanos debemos más aprender de la experiencia boliviana que no es bueno perpetuar en el Poder Político y de Gobierno, dado a que traen consecuencias funestas y negativas.

Los peruanos estamos advertidos.

¡Dios Proteja y Bendiga al pueblo peruano!