Muchas frases, muchas congratulaciones, diversas manifestaciones, exagerados títulos, y celebraciones para justificar los gastos públicos en una simple conmemoración de un años más de la creación política de nuestro departamento. La ciudad de Cerro de Pasco es la más alta según la altitud sobre el nivel del mar, y la más baja en cuanto a desarrollo y crecimiento, analfabetismo, desnutrición  frente a otras ciudades del país.

74 años celebramos, canta la gente, grita la gente, desfila la gente, danza la gente, concursa la gente ,bueno es una de las tantas formas de actitudes que muestran los pasqueños para evitar el estrés social, cultural, económico, ambiental, migraciones, de alguna manera es necesario aliviar las tensiones y bajar el nivel de colesterol y las arritmias cardiacas debido a que PASCO no logró despegar de la pobreza de sus suelos, agricultura, ganadería, carreteras , medio ambiente, políticas públicas. Ahora que no está claro de ¿Quién? será el nuevo gobernador regional pasqueño, es otra de las debilidades que los pasqueños tenemos que asumir, cueste lo que cueste, ¿Por qué?, fácil, otra vez nos equivocamos en elegir la propuesta viable y de mucho realismo que sostenían otros candidatos para afrontar las mil necesidades que requieren ser atendidas nuestra región. Entonces mientras escuchamos los versos maquiavélicos de quienes hacen campaña para la segunda vuelta, comprendemos que no asimilan las demandas urgentes de nuestros pueblos. Nuestra historia tiene que cambiar desde el ámbito social, económico y ambiental para garantizar una vida más saludables que necesitan los pasqueños, faltan pocos días para que termine los ruidos improvisados, ruidos mercantilistas, ruidos de hambre, ruidos desesperados por ganar un puesto de trabajo, ruidos por confrontar intereses personales hasta familiares, que no es lo normal en una campaña electoral. Sugerimos los problemas más visibles que deben de sanear las nuevas autoridades que ejercerán poder a partir del 2019 : Salvemos el río tingo, Salvemos el río San Juan, lago Chinchaycocha, basta de intoxicación por metales pesados, maltratos a nuestros indígenas, aislamiento de nuestras provincias, botaderos de basura que son fuentes infecciosos para la salud, aguas ácidas en las cabeceras de las comunidades, agricultura olvidada, turismo olvidado, pérdida de la identidad cultural, proyecto educativo de acorde a la realidad de nuestras tres provincias, Solución ambiental de la laguna Patarcocha, Plan de desarrollo urbano, catastro urbano y rural. Consideramos que estas son los emblemas más visibles que las autoridades deberán de atender y  construir la agenda regional para ser atendida y celebrar el bicentenario.