“Alcalde, retire a su gerente, está actuando mal”

- Pobladores de la Quinua en el mes de noviembre del 2016

”La responsabilidad es de su gerente y malos funcionarios”

- Dirigente del Frente de los Intereses de Defensa del Distrito de Yanacancha.

“Es un hijo de Puno, no quiere el desarrollo de Yanacancha”.

- Periodista

Muchas voces se escucharon a lo largo de estos casi tres años de gestión de Luis Colqui Salomé advirtiéndole de los errores que estaba cometiendo su gerente, pero él terco en su respaldo a su querido hijo de Puno lo mantuvo hasta el final.

Con resolución número 0438-2017-JNE el Jurado Nacional de Elecciones deja sin efecto la credencial del Sr. Luis Colqui Salome como Alcalde de la Municipalidad de Yanacancha, es decir, deja de ser autoridad a partir de la fecha; que buen regalo al distrito yanacanchino en su aniversario, nos preguntamos si la gente lamentará esta decisión, acaso lo saludarán durante las actividades de aniversario aun sabiendo que no es autoridad.

Lo que sí es una verdad irrefutable es que la soberbia y la autosuficiencia se pagan, y se pagan caras: durante tres años le advirtieron al hoy exalcalde que las malas actitudes de su gerente tarde o temprano le iban a pasar factura, aun así nunca hizo caso. Ahora ¿Luchito Colqui Salomé volverá al llano? ¿Lo veremos otra vez en la puerta de su ferretería atendiendo con la añorada sonrisa que lo caracterizaba? Porque hay que ser claros en indicar que en las últimas semanas, poco o nada quedaba de ese vecino bonachón al que muchos quisimos apoyar en su camino a la Alcaldía del distrito. Quizás ya se convirtió en empresario, ahora sí en serio tal y como lo anunciaba su conflictivo relacionista público, el profesor Oscar Sudario Remigio.

Eladio Bravo Yalico, autor de la solicitud de vacancia, hoy debe sentirse realizado y tranquilo pues las autoridades han atendido su solicitud, no es una satisfacción por la vacancia de la ex autoridad per sé, es porque las autoridades competentes le han demostrado, y de paso a todos nosotros, que hay organizaciones que aún funcionan y que escuchan los pedidos de pobladores legítimamente preocupados por los malos manejos en sus jurisdicciones. Aunque tarde él fue escuchado.

Dos reflexiones finales: primero, este hecho marcará un necesario precedente para las autoridades que se creen intocables y que actúan con soberbia; segundo, qué estará pasando en las municipalidades más alejadas de la provincia: nepotismo, intromisión de familiares, asesores, contratistas y otros. En suma funcionarios que no suman, ojalá hubiera un Eladio Bravo en cada distrito.