“Realidad de nuestras bibliotecas municipales”

“Aún queda mucho por hacer”

Biblioteca Municipal es una unidad de información administrativa y solventada por un Municipio o gobierno local. Aquí en Pasco existen pocas bibliotecas municipales que logren sus objetivos, sin embargo estas cumplen una gran función social como agentes de cambio para el desarrollo cultural; dentro de nuestro medio rescatamos a las bibliotecas de la Honorable Municipalidad Provincial de Pasco, Municipalidad Distrital de Yanacancha y biblioteca de la Municipalidad del Centro Poblado de Paragsha.

         En cuanto a nuestra realidad mencionaremos que hemos notado con bastante preocupación hasta la fecha el gran desinterés que han tenido la mayoría de Alcaldes y Regidores que  han pasado por las Municipalidades, en torno al desarrollo de su biblioteca municipal, el mismo que deben su existencia a donaciones, posee libros desactualizados, funciona en locales estrechos e “invadidos”, no se les asigna presupuesto alguno y sus encargados en gran  parte de las gestiones están parcialmente capacitados o nada capacitados y tienen poca conciencia de su gran labor de servicio. Hechos que se reflejan en un deficiente servicio a los usuarios. Hablar de cultura (con una serie de valores y actitudes de nuestra sociedad nos inculca a través de diversos medios), en el Perú, es referirse a algo extraño. Para muchos políticos y autoridades es tema que todavía puede seguir esperando. Lo que verdaderamente los políticos y autoridades desconocen o pretenden ignorar, es que la cultura puede bien facilitar e introducirnos al desarrollo. No  se trata solo de sembrar obras  de fierro y cemento, ofrecer empleo y pagar un salario, es imprescindible educar al que lo recibe, enseñarle como progresar.

Muchos de nosotros hemos caído en la falsa idea de que el desarrollo es sinónimo de obras grandiosas esto nos ha hecho creer que las cosas se solucionan por si solas, que los problemas son materia de expertos y profesionales; negándonos toda participación. Es hora de exigir nuestro derecho a la cultura. Nuestras bibliotecas así como museos y archivos existentes, deben ser herramientas intelectuales y vocacionales básicas que alimentan nuestra curiosidad, nuestras  facultades críticas, la creatividad. En suma, que faciliten a nuestros pueblos resolver y solucionar sus problemas.

         No es solo como algunos han creído, un problema de dotación de recursos económicos. Recordemos que la crisis económica, es ante todo una crisis de hombres. Tenemos que comprender que los países son desarrollados porque investigan; y no es que investigan porque ya son desarrollados. En tal sentido es necesario darle una nueva orientación al trabajo educativo cultural a través de nuestras bibliotecas por parte de los gobernantes de turno para lo cual es necesario que nuestras Autoridades recuerden que La actual Ley Orgánica de Municipalidades 27972 nos manifiesta en sus artículos 82º y 87º lo siguiente:

ARTICULO 82º.- EDUCACION, CULTURA, DEPORTES Y RECREACION

Las municipalidades, en materia de educación, cultura, deportes y recreación, tienen como competencias y funciones específicas compartidas con el gobierno nacional y el regional las siguientes:

  1. Promover el desarrollo humano sostenible en el nivel local, propiciando el desarrollo de comunidades educadoras.
  2. Organizar y sostener centros culturales, bibliotecas, teatros y talleres de arte en provincias, distritos y centros poblados.
  3. Promover espacios de participación, educativos y de recreación destinados a adultos mayores de la localidad.
  4. Promover actividades culturales diversas.

ARTÍCULO 87º.- OTROS SERVICIOS PUBLICOS

Las municipalidades provinciales y distritales, para cumplir su fin de atender las necesidades de los vecinos, podrán ejercer otras funciones y competencias no establecidas específicamente en la presente ley o en leyes especiales.

         En tal sentido hay una necesidad urgente de que nuestras bibliotecas sigan jugando un papel importante en nuestra educación promoviendo la promoción de la lectura, de rescate cultural y otras que demanden nuestra población. Estos grandes objetivos expresan la voluntad de un determinado grupo de usuarios que exigen una transformación de acorde al avance tecnológico de nuestra época y en este caso las bibliotecas deben constituirse como agentes de cambio para alcanzar el desarrollo en ciudades como el nuestro. (Continuara).

 

Lic. José Antonio Meza Romero

    Registro CPP 038.