“Roy Ventura Ángel, Congresista por Pasco”

Finalizaba abril del 2016, cuando se oficializó que Pedro Pablo Kuchinski se convertiría en el próximo Presidente de La Republica, y en Pasco, un gordito con mucha plata, sin discurso, candidato regalón que casi nunca pudo hilvanar dos oraciones juntas, celebraba y se alucinaba congresista. ¿Más pistas? Era el candidato con el número 2. Pero se le vino la noche cuando, un joven, y casi desconocido políticamente, personaje, que nunca había sido autoridad o funcionario público en la región, o al menos sin antecedentes conocidos, le arrebata la elección; gracias al partido fujimorista fue proclamado congresista de la república para los próximos 5 años; sí, nos referimos a Roy Ventura Ángel.

Del citado personaje, ahora padre de la patria, no se sabía mucho, había concentrado su campaña en la provincia de Oxapampa, en su presentación refirió venir de una familia política, mencionó al ex alcalde Jhony Ventura Rivadeneyra. Muchos dudaron al momento de su proclamación del papel que cumpliría en el congreso, más aun considerando a sus antecesores quienes fueron tildados de mudos, faltos de protagonismo, sin iniciativas legislativas, con perfiles más bien inadvertidos. ¿Roy Ventura? Será un mudo más en el congreso predecían.

En las últimas semanas se habló mucho del divisionismo del fujimorismo, del papel que cumplen los fujimoristas contra del ejecutivo, diversos periodistas tratan estos temas y para comentarlos personajes como Nicolas Lucar y Milagros Leyva invitaron a este, hasta hace poco, desconocido congresista: Roy Ventura. El atrevimiento para emitir opinión sobre las declaraciones de Kenyi le valieron la posibilidad de aparecer en estos espacios; si bien es cierto el protagonismo debe ser en el parlamento, debatiendo temas de interés nacional y haciendo sentir la voz de los provincianos, el tener presencia en medios nacionales para un congresista de provincia es señal de avance.

Después de la participación de Eduardo Carhuaricra Meza, como tercer vicepresidente del Congreso, y Glodomiro Sanchez Mejia como Ministro de Energía y Minas, Pasco en el escenario político nacional había desaparecido. Elegimos a mudos o a seres inertes. Hoy el panorama parece mejorar. Toca al parlamentario, quien en algún momento fue calificado como el más lechero y suertudo por su sorpresiva elección, ser protagonista político del quehacer nacional, presentando buenas propuestas legislativas, discrepando de tú a tú con Mauricio Mulder, y no solo obedeciendo lo que diga la plana mayor del fujimorismo.

Este es un gran reto, ya se inició, ya aparece en la agenda de los principales periodistas nacionales; toca hacerse una para Pasco. ¿La derogación de la Ley 29293? ¿La recuperación de la laguna de Patarcocha? ¿La conservación y preservación del Bosque de Piedras de Huayllay? Chamba, hay.

La gente le reclamará más presencia en favor de nuestros intereses, y sería oportuno aprovechar el poder político fujimorista para, por ejemplo, ayudar a las municipalidades en la gestión de sus presupuestos. Sin ser necesariamente parte de su función, la proyección que le brinda el desempeño mediático que empieza a mostrar, sería altamente rentable. Para él y para la región. Mientras tanto esperemos seguir escuchándolo en los medios nacionales.