Prostrados en sus camas, años sin caminar. Varios de ellos fueron cargados por sus familiares para llegar hasta el frontis del Gobierno Regional de Pasco. Todos ellos fueron atendidos por el gobernador Pedro Ubaldo Polinar “Yo miraba con pena a varios ancianos que caminaban con un palo de escoba, ahora ya no será así, porque con estos bastones y sillas de rueda les ayudará mucho. Esto es un regalo de Dios” dijo la autoridad regional.

Estos donativos son gracias a las gestiones del gobernador ante la Iglesia “Caminos de Vida” y se entregará a los adultos mayores y a quienes más lo necesitan en las provincias de Daniel Alcides Carrión, Pasco y Oxapampa.

“Es una alegría para la región de tener una autoridad incansable. Porque se está apoyando con la parte logística para las personas que más lo necesitan” finalizó sus declaraciones el Gerente de Desarrollo Social Mg. Edson Párraga.